La cancha principal del Roland Garros es la Philippe-Chatrier. (Foto: Getty Images)
La cancha principal del Roland Garros es la Philippe-Chatrier. (Foto: Getty Images)

La decisión unilateral de la Federación Francesa de Tenis (FFT) de postergar el a setiembre de este año causó un gran alboroto en el deporte de la raqueta. Los organizadores recibieron muchas críticas y no solo de jugadores, también de Wimbledon y del US Open. Recientemente, Lionel Maltés, director económico de la FFT, ha salido a hablar sobre este tema en una entrevista con el diario L´Equipe.

“Éramos conscientes de que nos iban a criticar por esto, pero teníamos que poner al tenis francés por encima de todo”, declaró el dirigente. “La decisión no se tomó de la noche a la mañana. Llevábamos tiempo teniendo claro que iba a ser imposible disputar el torneo en las fechas programadas, así que debíamos hacer algo”.

“Hicimos lo que teníamos que hacer por el tenis francés. No tengan dudas de que Wimbledon y el US Open habrían tomado la misma decisión si hubieran estado en nuestro lugar. Te cuento que otros torneos nos han respaldado y nos han asegurado que ellos hubieran hecho lo mismo”, agregó.

Rafael Nadal es el vigente campeón del Roland Garros. (Foto: Getty Images)
Rafael Nadal es el vigente campeón del Roland Garros. (Foto: Getty Images)

Maltés sabe que la situación actual, provocada por el coronavirus, no es alentadora, que el tenis saldrá perjudicado y que no se podrá celebrar todos los torneos de la temporada. Pero para él, se tiene que dar prioridad a los eventos de gran magnitud.

“Los cuatro Grand Slam deben mantenerse unidos porque son los únicos que pueden salvar al tenis mundial. En un año donde casi no se realizará ningún certamen, si se disputan los cuatro grandes, se salvará una parte muy importante de este deporte", señaló.

El dirigente galo también habló de los serios problemas económicos que podrían surgir si el Roland Garros se cancela. “Sería catastrófico para la cantera del tenis francés. La FFT tendría que endeudarse enormemente. Se perderían los 100 millones de euros que aportamos para fomentar el tenis a nivel nacional e internacional, y se pondría en peligro el empleo de muchas familias", explicó.

"En Francia no podemos bajar el salario o despedir a gente así como así. Tenemos una gran responsabilidad social. Las pérdidas llegarían a los 260 millones de euros si no se juega el torneo”, concluyó.

TE PUEDE INTERESAR

TE PUEDE INTERESAR: