La expulsión de Marcus Thuram por escupir a un rival en el rostro. (Fuente: Bundesliga)

, delantero del Borussia Mönchengladbach, se ha convertido viral este fin de semana, pero no por un espectacular gol o una jugada, sino por un desagradable hecho en el encuentro ante Hoffenheim. El francés escupió en el rostro de Stefan Posch.

A los 82 minutos de juego, el jugador del cuadro de ‘Los Potros’ se acercó a su rival y expulsó su saliva con dirección a su boca. El árbitro del partido fue avisado por el VAR y se acercó a las pantallas a revisar el hecho.

Luego de unos segundos, el juez certificó el incidente y decidió expulsar a Thuram. El atacante se fue a los vestuarios y podría enfrentarse entre cinco y diez partidos de suspensión por la nueva regla sobre las restricciones de coronavirus.

“Según las Reglas de Juego, «escupir a alguien» es una infracción penalizada con expulsión (tarjeta roja). No obstante, en los que casos que no encajen en esta categoría, no sería práctico convertirlo en una infracción castigada con tarjeta amarilla, porque a los árbitros les resultaría imposible detectar todos los incidentes: se puede escupir en cualquier lugar del campo, en cualquier momento y lejos de la acción del partido”, explicó la FIFA en mayo de este año.

“Por ello, cuando en una competición se deseen implantar protocolos relativos a escupir (y otras cuestiones similares), las decisiones disciplinarias deberán tomarlas los organizadores correspondientes o las federaciones miembro después del partido”.


TE PUEDE INTERESAR

TE PUEDE INTERESAR: