En , unos investigadores difundieron la foto de un gigantesco tiburón blanco de 530 kilos, cuya cabeza parecía haber recibido una descomunal mordida por un rival mucho más grande durante una brutal batalla, que se especula fue por una compañera de la misma especie, pero no están seguros. La imagen ha sido ampliamente compartida al punto de hacerse entre los usuarios.

El pasado lunes, la organización científica Ocearch publicó la imagen de un gran tiburón blanco que habían capturado, etiquetado y liberado en el Océano Atlántico entre los estados de Pensilvania y Connecticut, en la costa este de . Decidieron llamarlo Vimy.

“Los tiburones blancos viven en un mundo difícil. ¿Necesitas pruebas? Mira la cabeza del tiburón blanco Vimy”, escribió la organización de investigación oceánica en , junto con la foto que fue tomada durante una expedición el 4 de octubre.

Si bien una mordida que le dieron a Vimy parecía estar “bastante bien curada”, según Ocearch, “la otra es muy fresca”. El escualo Vimy mide 3 metros 22 centímetros, un poco más pequeño que el promedio de 4 a 6 metros que crece la especie, y pesó 527 kilos.

A juzgar por el tamaño de las marcas de dientes y la mandíbula de las lesiones, es probable que el atacante fuera al menos medio metro más largo que Vimy, dijo Chris Fischer de Ocearch. “Queda claro que algo acababa de agarrarle la cabeza a Vimy”, añadió.

La mordedura curada en la mandíbula inferior probablemente fue de un año anterior, dijo. El mordisco más reciente estaba en la parte superior de la cabeza de Vimy. “Fue un animal muy grande que lo agarró [a Vimy], algo significativamente más grande de más de 3 metros. Cualquier cosa que pueda agarrar a un animal así por la cabeza es bastante impresionante”, explicó Fischer a Newsweek.

Vimy pudo haber sido atacado por un rival mientras intentaba encontrar una pareja, añadió Fischer. También pudo haber intentado aparearse con una hembra más grande que terminó mordiéndolo. Otra explicación, pero poco probable, podría ser que Vimy interrumpió a otro tiburón que estaba devorando su presa.

A pesar de su horrible herida, Fischer aseguró que Vimy probablemente no presente dolor, ya que los tiburones pueden sanar muy rápidamente de sus heridas. Lo cierto es que ahora se buscará dar con el paradero de este nuevo espécimen que ha dejado a todos intrigados. La foto de Vimy es en .

Vimy no es el único tiburón que ha llamado la atención de los medios en las últimas semanas. Hace algunos días se informó sobre el caso de un frente a aterrados visitantes de un zoológico en Bélgica. Anteriormente también se reportó el caso de un buceador que tuvo un .

TE PUEDE INTERESAR