Batalla de Puebla: ¿qué pasó y por qué se celebra el 5 de mayo en México? (Foto: Difusión)
Batalla de Puebla: ¿qué pasó y por qué se celebra el 5 de mayo en México? (Foto: Difusión)

Como todos los años en México, este miércoles 5 de mayo se celebra un aniversario más de la recordada Batalla de Puebla protagonizada por el Ejército y las fuerzas invasoras de Francia. Catalogado como uno de los acontecimientos más significativos y trascendentales de la historia del país azteca, ahora recordamos un poco de lo que fue dicho combate en 1862 y que hoy cumple 159 años. Toma nota.

Tal y como dictan los libros de historia, la Batalla de Puebla fue un enfrentamiento armado dirigido por Ignacio Zaragoza, en ese entonces general del ejército mexicano, contra las fuerzas armadas de Francia al mando de Charles Ferdinand Latrille. Asimismo, hay que destacar que este conflicto formó parte de la Segunda Intervención Francesa en México que tenía por objetivo saldar una deuda con el país local.

La cifra alcanzaba los 80 millones de pesos, dinero que México debía pagar a Inglaterra, España y Francia, pero que con la Guerra de Reforma fue casi imposible de cumplir debido a las consecuencias que esta le trajo al país. Fue por ello que el entonces presidente Benito Juárez se vio obligado a suspender el pago a las naciones antes mencionadas, lo que provocó que estas enviaran tropas al suelo azteca.

No obstante, en un principio las cosas no pintaron tan mal puesto que se logró firmar los Tratados de La Soledad tras una serie de negociaciones diplomáticas entre los países involucrados. El mismo decía que México se comprometía a realizar los pagos correspondientes, a lo que Inglaterra y España decidieron abandonar el territorio, con la excepción de Francia que comenzó a planear una intervención armada.

El 5 de mayo tiene un significado muy especial para los mexicanos (Foto: Sedesol - México)
El 5 de mayo tiene un significado muy especial para los mexicanos (Foto: Sedesol - México)

Historia de la Batalla de Puebla

Como bien se mencionó párrafos arriba, México concluyó la Guerra de Reforma entre liberales y conservadores en 1861, en lo que fue un conflicto civil entre grupos políticos antagonistas. En ese momento, la situación económica del país se encontraba delicada e inestable, ya que ambos bandos habían solicitado préstamos al extranjero para poder financiar sus respectivas propuestas.

Fue así que para 1862, Inglaterra, España y Francia comenzaron a pedir de regreso el dinero prestado, hasta que se llegó a un acuerdo en el que se estipuló que estos países reconocían el gobierno de Benito Juárez como legitimo en la República Mexicana y el respeto a la integridad e independencia nacional. Sin embargo, un contingente militar francés no lo vio de la misma manera.

Al mando de Charles Ferdinand Latrille, conde de Lorencez, Francia tenía como objetivo ejercer un control territorial en el continente americano, a lo que Benito Juárez ordenó la fortificación de Puebla para proteger la Ciudad de México. Y para ello, creó el Ejército de Oriente a cargo de Ignacio Zaragoza y conformado por cuatro mil hombres aproximadamente.

Mexicanos participando en el desfile cívico-militar por el aniversario de la Batalla de Puebla antes de la pandemia (Foto: EFE/Francisco Guasco).
Mexicanos participando en el desfile cívico-militar por el aniversario de la Batalla de Puebla antes de la pandemia (Foto: EFE/Francisco Guasco).

En dicho ejército, además, vale mencionar que muchos eran indígenas y guerreros de ascendencia mixta sin experiencia militar, todo lo contrario a las fuerzas de Francia, que contaban con 8 ocho mil soldados y que no habían sido derrotados por casi 50 años. Fue así que Zaragoza comenzó a planear su estrategia ante las franceses, que estaban apoyados por un sector conservador mexicano, comandados por Francisco Márquez.

La batalla, que duró poco más de cinco horas, resultó en una defensa exitosa por parte del ejército mexicano que, pese a la adversidad, lograron replegar al experimentado ejército francés que terminó con 500 bajas. De esta manera, México consiguió una de sus victorias más recordadas y celebradas en su historia, ante una Francia que no pudo contra el “arrojo, valentía y patriotismo” de los hombres de Zaragoza.


TE PUEDE INTERESAR