Laurel se mostró agradecida y honrada por el apoyo que le dieron en su país. (Foto: AFP)
Laurel se mostró agradecida y honrada por el apoyo que le dieron en su país. (Foto: AFP)

Nuevo siglo, nuevos cambios en el mundo del deporte. Laurel Hubbard es la primera atleta transgénero que participará en una edición de los Juegos Olímpicos. La deportista participará en la categoría más alta (87 kilos) en la disciplina de levantamiento de pesas. Laurel agradeció el apoyo recibido por parte de su país en su objetivo de estar presente en .

Kereyn Smith, jefa del Comité Olímpico de Nueva Zelanda, indicó que Laurel, quien nació hombre y se convirtió en mujer, cumple con todas las condiciones para su participación en Tokio 2020: “Reconocemos que la identidad transgénero en el deporte es un tema altamente delicado y complejo que exige un equilibrio entre los derechos humanos y la ecuanimidad en el terreno”.

“Trabajamos estrechamente con Laurel, como con cualquier otro deportista, pero en particular con ella por la enorme atención que genera”, señaló Ashley Abbot, la portavoz del Comité Olímpico Neozelandés.

Antes, Hubbard, nacida con el nombre Gavi, ya había participado como hombre. Fue reconocida como atleta tras demostrar los niveles de testosterona inferiores a los autorizados por el Comité Olímpico Internacional (COI). No obstante, sus detractores estiman que parte con una ventaja física por haber nacido hombre, en detrimento de las deportistas nacidas mujeres. Actualmente, la deportista ocupa el 16º puesto mundial.

Debido a la atención mediática que tiene su participación, Laureal está aislada en la Villa Olímpica, sin ninguna intención de declarar ante la prensa y solo esperando el día en que le toque competir. Hubbard ha estado fuera de la competición durante mucho tiempo, tras haber sufrido una lesión en el codo en los Juegos de la Commonwealth en 2018. Así es la realidad por ahora.


TE PUEDE INTERESAR