No cabe duda de que ha sido un éxito mundial desde su lanzamiento y como la película ha llegado justo a tiempo para la temporada navideña, Disney ofertará una línea de artículos en base al filme.

La moda que impondrán tanto Elsa como la princesa Anna hará que miles de fanáticos vistan a sus hijos y ellas mismas como estos personajes.

Sin embargo, uno de sus artículos podría causarle más problemas a . Además de la acusación de apropiarse de un eslogan a una compañía que lucha contra el cáncer de mama, ahora tendría que enfrentar una disputa con el diseñador francés Christian Louboutn.

¿CUÁL ES EL PROBLEMA AHORA?

Actualmente, la compañía del ratón está vendiendo las botas de Anna, de , al precio de US$24.95. La característica de sus calzados es que tienen las suelas rojas. Algo que no tendría nada de malo si es que Louboutin no poseería los derechos exclusivos de su marca, cuyos zapatos son famosos por poseer suelas rojas.

Debido a esta nueva controversia, diversos especialistas se han pronunciado sobre el tema y señalado podría existir una nueva disputa. Un docente de la Facultad de Derecho de Loyola en Los Ángeles, California, analizó la similitud y comparó ambos calzados.

En la imagen que está al lado izquierdo se muestra la marca comercial de Christian Louboutin, la cual tiene derechos oficiales de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos, mientras que al lado derecho está la nueva bota de Disney para niños, también con la suela roja, pero incluye a los tacones, publicó el portal Cinema Blend.

¿PODRÍAN DEMANDAR A DISNEY?

De acuerdo con World Trademark Review, algunos expertos señalaron las razones por las que el diseñador podría demandar a la compañía. Ellos aseguran que los derechos de marca exclusiva son para “el color rojo en la suela de los zapatos no rojos” y las botas de Anna coinciden con esta descripción.

Sin embargo, algo podría salvar a Disney. Y es que los botas que venden, además de las suelas rojas, los tacones también son de ese mismo color. Un detalle que para Clare Mullarkey, asociada de Williams Powell sería “suficiente para esquivar la ira de Louboutin”.

Pese a ello, Amy Reynolds de Fieldfisher señaló que no le sorprendería si el diseñador iniciaba una disputa.

LAS BOTAS DE LOUBOUTIN

A raíz de este inconveniente, Louboutin está preocupado porque las botas de Anna podrían hacer ver que sus calzados con muy genéricos, algo que reflejaría de manera negativa a los zapatos que oferta a US$900.

TAGS RELACIONADOS