Maleta de viaje. (Foto: Pexels)
Maleta de viaje. (Foto: Pexels)

Laa mejor forma de conservar nuestras maletas de viaje y prepararlas para el próximo destino es dándoles un correcto mantenimiento y limpieza luego de usarlas por varios días. Y tranquilo, limpiar las maletas es mucho más fácil de lo que imaginas, sobre todo con estos que hoy te traemos.

MÁS | Trucos para planchar la ropa cuando estamos de viaje

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta al momento de limpiar las maletas es el material de que está fabricada. Existen dos tipos según su material: rígidas o blandas, y cada una se limpia de una manera distinta. Lo mejor para su limpieza es tenerla vacía y demás elementos decorativos.

Cómo limpiar la maleta antes del viaje

Puede que después de un tiempo guardada la maleta huela a humedad, y es lógico deshacerse de este olor antes de guardar nuestra ropa limpia para el viaje. Lo ideal es sacar la maleta unos días antes del viaje para ir preparándola. Si esta desprende malos olores, déjala abierta durante para que se ventile.

Una vez ventilada, toca limpiarla por dentro. Para ello, humedece un trapo en agua y jabón suave, frota bien todo el interior y después sécala con otro trapo seco. El paso extra es añadirle algún toque de fragancia que nos guste para que, además de limpia, la maleta desprenda un olor bastante agradable.

Si lo que queremos es limpiar la maleta una vez volvamos de las vacaciones para guardarla, el proceso es el mismo, solo que hay que añadir un paso anterior: aspirar. Tras un viaje a la playa lo normal es que la maleta tenga arena. Para quitarla lo mejor es sacudirla y, con una aspiradora, limpiar su interior.

Maleta de viaje. (Foto: Pexels)
Maleta de viaje. (Foto: Pexels)

Cómo limpiar la maleta por fuera

Para limpiar la maleta por el exterior hay que tener en cuenta el material de la misma. Si esta es rígida, como las de polipropileno o policarbonato, lo conveniente es limpiarlas con un paño húmedo en una solución de agua tibia y jabón, para posteriormente retirar el exceso de producto con otro que no lleve jabón.

Las maletas blandas o de materiales textiles lo mejor es utilizar un cepillo de cerdas suaves y usar la misma solución líquida de agua con jabón o detergente suave. Para este tipo de maletas debemos frotar bien, enjuagar dejar secar al aire (evitar la luz solar directa).