Fernanda Kanno corre su tercer Rally Dakar. (Instagram/Christian Cruz)
Fernanda Kanno corre su tercer Rally Dakar. (Instagram/Christian Cruz)

Cada día que pasa es una nueva experiencia para en el . Estar en un desierto desconocido, con un intenso frío y al otro del mundo representa un reto que jornada tras jornada viene superando.

La última vivencia de Fernanda ocurrió durante la sexta etapa (el viernes). Y es que la periodista y su copiloto Alonso Carrillo estuvieron más de 30 horas en competencia debido a un problema mecánico, el cual los obligó incluso a tener que dormir en el medio del desierto.

Entrevista con Fernanda Kanno tras regresar al campamento en el Dakar 2020. (Video: Christian Cruz/Enviado especial El Comercio)
Entrevista con Fernanda Kanno tras regresar al campamento en el Dakar 2020. (Video: Christian Cruz/Enviado especial El Comercio)

“Ayer fue un día interminable, partimos felices porque empezaban las dunas. Nos divertimos mucho en el día y como a las 7:00 pm una subida nocturna nos trajo problemas con la caja, como era muy tarde y pesaba mucho no pudimos reparar nada sin luz, así que decidimos dormir en el desierto hasta que se haga de día”, contó Fernanda en su Instagram.

“Ya en la mañana con calma, arreglamos el problema y terminamos los 100 kilómetros de carrera que nos faltaba. Al final llegamos hoy al campamento a las 4:00 pm más de 24 horas después de haber partido”, agregó.

Para solucionar el problema mecánico, Fernando y Alonso recibieron la ayuda de Nicolás Pacheco (tirador peruano) y Ashley García, quienes llegaron al desierto para ayudarlos con la caja de cambios. Al final, llegaron a la meta a las 4:00 pm, dos horas antes del límite, así continuarán la carrera sin la necesidad de reengancharse.

Nicolás Pacheco y Ashley García ayudaron a Fernanda Kanno y Alonso Carrillo. (Difusión)
Nicolás Pacheco y Ashley García ayudaron a Fernanda Kanno y Alonso Carrillo. (Difusión)