Yuki Tsunoda ha sorprendido a todos desde su estreno en el Gran Premio de Baréin, en el cual culminó noveno sumando sus primeros dos puntos en la Fórmula 1. Al día de hoy, el japonés ya acumula dieciocho unidades en la tabla de clasificación. (Foto: Agencias)
Yuki Tsunoda ha sorprendido a todos desde su estreno en el Gran Premio de Baréin, en el cual culminó noveno sumando sus primeros dos puntos en la Fórmula 1. Al día de hoy, el japonés ya acumula dieciocho unidades en la tabla de clasificación. (Foto: Agencias)

Si a le hubiesen dicho que en su debut en la iba a acometer un espectacular adelantamiento para superar a , su ídolo de infancia, seguramente no lo hubiese creído. Desde muy chico creció pegado al televisor viendo cómo el asturiano ganaba sus dos títulos mundiales en 2005 y 2006, y para él, uno de los tres ‘rookies’ de la temporada 2021–junto a Mick Schumacher y Nikita Mazepin–, fue como tocar el cielo con las manos en el Gran Premio de Baréin. “Fue muy emocionante”, confesó el nipón, luego de cerrar la carrera en novena posición, muy por delante del español que tuvo que retirarse por problemas con sus frenos.

Desde aquel asombroso estreno en el ‘Gran Circo’, Yuki Tsunoda ha sumado 16 puntos más producto de sus buenos resultados en Azerbaiyán, Estiria, Gran Bretaña y Hungría. Si bien en el último tuvo que retirarse por sufrir inconvenientes con el motor de su monoplaza, nada quita que a partir de lo mostrado en Sakhir su presencia continúe entusiasmando a los afanados seguidores japoneses de la Fórmula 1.

Yuki Tsunoda está corriendo su primera temporada en la Fórmula 1 como parte del equipo de AlphaTauri. (Foto: AlphaTauri / Twitter)
Yuki Tsunoda está corriendo su primera temporada en la Fórmula 1 como parte del equipo de AlphaTauri. (Foto: AlphaTauri / Twitter)

La historia reciente no ha sido muy grata con los representantes del ‘País del Sol Naciente’ en el máximo circuito automovilístico, pues a lo mucho han conseguido uno que otro podio en algún Gran Premio, pasando desapercibidos en las estadísticas generales del campeonato. El último fue Kamui Kobayashi, quien se retiró de la categoría en 2014 tras solo haber sumado un podio en el GP de Japón 2013. De este modo, la presencia de Yuki Tsunoda y sus 20 años –el primer piloto nacido en el siglo XXI en llegar a la Fórmula 1– ha generado muchas expectativas en los aficionados pensando en el futuro. “Simplemente quiero vencer a los demás pilotos y también quiero convertirme en el primer piloto japonés en ganar un Gran Premio. Ese es mi principal objetivo por ahora”, dijo en marzo. Agallas no le faltan, sino pregúntele a Fernando Alonso.

Pasito a pasito

El vínculo de Yuki Tsunoda (Kanagawa, Japón, 11 de mayo de 2000) y el deporte motor comenzó a tomar forma luego de salir campeón del Torneo Japonés de Karting en 2015, victoria que le permitió subirse por primera vez a un monoplaza al año siguiente. Ya bajo la dirección de Honda, el nipón siguió el clásico camino de los pilotos que pertenecen a dicha empresa automotriz: graduarse en la Suzuka Circuit Racing School.

Su talento innato para dominar los grandes circuitos le valió para ingresar al Honda Formula Dream Project, con quienes participó en la Fórmula 4 de Japón. Ese 2016 fue muy positivo, pues además de ser uno de los pocos corredores de su escudería en puntuar, empezó a tener un ronce competitivo más acorde a su nivel.

A pesar de ser un novato en la Fórmula 1, Yuki Tsunoda ya ha sumado 18 puntos en lo que va de la temporada 2021. (Foto: Agencias)
A pesar de ser un novato en la Fórmula 1, Yuki Tsunoda ya ha sumado 18 puntos en lo que va de la temporada 2021. (Foto: Agencias)

La confirmación del potencial de Yuki Tsunoda llegó en 2017, año en el que completó su primer torneo de Fórmula 4 japonesa validada por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) en la tercera posición, solo por detrás de Ritomo Miyata –vigente campeón– y Ukyo Sasahara –proveniente de la Fórmula 3–. A la par, el nacido en Kanagawa salió airoso de la Fórmula 4 tradicional de Japón (JAF).

La paciencia como virtud

La principal característica de Yuki Tsunoda por aquellos días, la cual lo definiría a lo largo de su carrera, era su capacidad para sobreponerse a las situaciones más complejas sin precipitarse, una de las mayores taras de los antiguos corredores japoneses. Él, a diferencia del resto, iba construyendo su estrategia en cada carrera desde la serenidad y la calma. Si tenía que adelantar a un contrincante, lo hacía asumiendo los riesgos necesarios. Si debía esperar un poco hasta encontrar el espacio para tomar una posición, lo hacía con solvencia.

Honda no quería acelerar su carrera pese a su evidente progreso desde que lo reclutaron. Por esa razón, se quedó un año más en la Fórmula 4 de Japón antes de pegar el salto a Europa. La decisión fue la mejor, ya que en 2018 consiguió siete victorias y once podios. No tenía rival. Incluso cuando tuvo inconvenientes con su monoplaza y se retrasó en un par de carreras, se llenó de valor para remontar varias posiciones en cada una de ellas.

La alianza entre Honda y Red Bull terminó por solidificar su ascenso. La marca de bebidas energéticas vio en él a un potencial competidor de Fórmula 1, y tomando en cuenta que Japón hace rato merecía un representante a la altura de lo que significa estar entre los grandes, lo reclutó para el Red Bull Junior Team.

Enfocado en hacer historia

En 2019, Yuki Tsunoda se enroló en dos torneos de suma importancia en su afán de acumular puntos para conseguir la Superlicencia necesaria para ingresar a la Fórmula 1 en un futuro no muy lejano. En la Fórmula 3 culminó en novena posición con una victoria y tres podios en dieciséis carreras, mientras que en la EuroFormula Open terminó en la novena casilla tras una victoria y seis podios en catorce carreras. Cuando se dio su fichaje por Red Bull Team tras destacar con Honda, muchos creyeron que no iba a estar a la altura en Europa luego de varios años compitiendo solo en Japón. Sin embargo, él se encargó de disipar esas dudas.

Su irrupción en la Fórmula 2 dejó boquiabiertos a los más ingenuos, pues pocos esperaban que refrendara su rendimiento mostrado en la Fórmula 3. En su primera y única temporada, además de quedar tercero con 200 puntos, sumó siete podios y tres victorias en veinticuatro carreras como parte de la escudería Carlin Motorsport. La versión que mostró el japonés en 2020, para entonces apodado el ‘Pequeño Monstruo’ por la agresividad de su estilo y su pequeña estatura (1.59 metros), sirvió para que Red Bull y Honda se planteen lanzarlo a la Fórmula 1 en 2021. Las credenciales ya las tenía y nadie podía objetarlas.

Yuki Tsunoda tiene una personalidad muy entrañable dentro y fuera de la pista, lo que lo ha llevado a ser uno de los pilotos más queridos de la Fórmula 1. (Foto: Fórmula 1 / Twitter)
Yuki Tsunoda tiene una personalidad muy entrañable dentro y fuera de la pista, lo que lo ha llevado a ser uno de los pilotos más queridos de la Fórmula 1. (Foto: Fórmula 1 / Twitter)

Los que habían seguido su crecimiento desde que emigró de Japón a Europa, no estaban sorprendidos por el nivel de Yuki Tsunoda. Todo lo contrario, estaban ante la confirmación precisa de lo que se esperaba de él. No decepcionó en ningún momento. Para muchos de los entendidos, su nombre está en la lista de los mejores debutantes en la historia de la Fórmula 2. No contento con ese mote, parece que va camino a replicarlo en la Fórmula 1 como parte del equipo de AlphaTauri.

Yuki Tsunoda es cauteloso dentro y fuera de la pista. En algunos pasajes de la temporada 2021 el nerviosismo ha tocado su puerta y no ha sabido cómo esquivarlo, no obstante, sus 20 años le dan el margen suficiente para ir trabajando en esa debilidad que en las categorías inferiores formaba parte de sus fortalezas. “Siempre intento estar más calmado en cada sesión, porque este es mi punto débil. También de la mentalidad”, comentó hace unos meses,

Sonriente y divertido, así es él. Todos en la Fórmula 1 están satisfechos con su presencia, no solo por su desempeño en su año de debut, sino también porque a largo plazo tiene un techo muy alto por alcanzar. Así pues, no suenan tan osadas sus palabras cuando dijo que quiere ser “el primer piloto japonés en ser campeón del mundo”. Total, superar a un bicampeón como Fernando Alonso no parece ser una mala carta de presentación, ¿no?

Yuki Tsunoda con su trofeo de primer clasificado en la segunda carrera del Gran Premio de Silverstone, cuando aún corría en la Fórmula 2. (Foto: Getty Images)
Yuki Tsunoda con su trofeo de primer clasificado en la segunda carrera del Gran Premio de Silverstone, cuando aún corría en la Fórmula 2. (Foto: Getty Images)

Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.

TE PUEDE INTERESAR