Con 21 años, es uno de los favoritos a llevarse el oro en salto con garrocha en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Representa a Suecia y buscará el primer oro en pista y campo de Suecia desde que ganó tres en 2004.
Con 21 años, es uno de los favoritos a llevarse el oro en salto con garrocha en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Representa a Suecia y buscará el primer oro en pista y campo de Suecia desde que ganó tres en 2004.

Ser disciplinado es la regla base para un deportista, lo entendió desde un inicio y decidió cambiar su ritmo de vida para convertirlo en ese hambre de triunfo que lo caracteriza. Con 21 años, es uno de los favoritos a llevarse el oro en en los . Representa a Suecia y buscará el primer oro en pista y campo de Suecia desde que ganó tres en 2004. Sin temor a comparaciones, buscará también batir su propio récord mundial. Uno más a la lista que lo ve triunfar desde los 7 años.

Armand Duplantis es uno de los saltadores con garrocha más reconocidos en la actualidad. Nacido en Estados Unidos, recibió el apodo de “Mondo” y ha pasado por una etapa de transición en los últimos 2 años. Ser visible a edad temprana también aporta en el crecimiento de alguien que comenzó a practicar este deporte en su patio trasero de Lafayette con tan solo tres años. “Comencé en mi patio trasero en Lafayette, tal vez cuando tenía alrededor de tres años”, recuerda el video casero que muestra a un joven Armand Duplantis, su nombre de pila, saltando en su patio trasero. “Desde muy joven, siempre, quise ser el mejor. Siempre pensé que era capaz de ser el mejor”.

Ascendencia sueca y el camino de Duplantis

Armand Duplantis nació un 10 de noviembre de 1999 en Lafayette Louisiana. Lleva este país en el corazón porque lo vio entrenar desde los tres años y su padre, Greg con una marca de 5.80 metros en la disciplina, es su entrenador desde siempre. Sin embargo, la pasión de su madre Helena, quien es heptatleta, lo llevó a una mejor preparación física. ‘Mondo’ estaba predestinado a realizar algún tipo de deporte.

“Crecí yendo a Suecia en los veranos. Entonces, Suecia para mí es, realmente se siente como un segundo hogar (...) Creo que tenemos una dinámica realmente genial porque mis padres siguen siendo mis entrenadores, han sido mis entrenadores desde que yo lo era, desde que era un niño. Es realmente genial poder experimentar este viaje con ellos”, dijo.

Armand Duplantis nació un 10 de noviembre de 1999 en Lafayette Louisiana.
Armand Duplantis nació un 10 de noviembre de 1999 en Lafayette Louisiana.

Desde los 7 años, Duplantis se encargó de batir marcas en diferentes categorías de edad. Mondo Duplantis alcanzó su primer récord del mundo con siete años (3.86 m), mientras que con 10 años ya había batido también el récord de las edades de 11 y 12 años. Es más, Mondo ostenta aún todas las mejores marcas mundiales desde sub7 a sub12, y de sub17 hasta sénior. Tiempo después, con 18 años, fue consultado por sus sueños, pero tenía planes: “La meta ahora mismo, hablando de los Juegos Olímpicos de 2020, sería ganar la medalla de oro, yo creo. ¿Por qué no?”, expresó entonces.

Los números de Armand Duplantis que lo hacen grande

“Todo el salto se basa en el primer paso (...) Intento que sea explosivo y con fuerza... Es difícil de explicar todo lo que viene después, pero tiene ritmo. Lo tengo en mi cabeza y lo puedo sentir en la pista. El salto en sí mismo se basa en cómo se planta la pértiga. Golpea en el suelo, siento su impacto y simplemente reacciono. Enseguida sabes si vas a poder superar el listón y si lo único que te queda por hacer es relajarte y disfrutar de la caída. Me encanta sentir esos pequeños momentos. Puedo entrenar durante cinco años solo por ese medio segundo”, cuenta Duplantis.

"El salto en sí mismo se basa en cómo se planta la pértiga. Golpea en el suelo, siento su impacto y simplemente reacciono".
"El salto en sí mismo se basa en cómo se planta la pértiga. Golpea en el suelo, siento su impacto y simplemente reacciono".

Con 17 hizo un salto de 5,90 metros en la competencias Texas Relays, en abril de 2017, en Austin. La revelación definitiva del prodigio sueco en el atletismo de primer nivel fue en agosto de 2018 en Berlín, donde se proclamó campeón de Europa con apenas 18 años, tras superar la barra a 6,05 metros.

Mondo no dejó de sorprender y rompió también un récord en pista cubierta al llegar a la distancia de 6.17 m en el Word Athletics Tour 2020 en Torun, Polonia. Esto fue mejorado con 6.18 en el World Athletics Tour 2020 en Glasgow, Escocia. Eso sí, la pandemia se encargó de detener las hazañas del saltador con pértiga de 21 años, cuando estaba tomando forma en su carrera. Sin embargo, lo que siguió fue histórico, ya que batió el récord de larga data de 6,14 m del ucraniano Sergey Bubka, establecido en julio de 1994, con una distancia de 6,15 m.

La misión de hacer historia en los Juegos Olímpicos

“Los Juegos Olímpicos son mi sueño desde que tengo tres años. Siempre he querido participar en los Juegos, siempre los he querido ganar. Ahora tengo la oportunidad de ir y ganarlos, intentaré aprovechar al máximo esta oportunidad”, comentó en una entrevista con AFP.

Apostar por una medalla de Duplantis parece algo seguro. Los registros lo colocan con 6.10 m como su mejor distancia en el año 2021, esto lo logró en junio en Países Bajos. Mondo llega como el saltador mejor posicionado a esta cita olímpica y buscará batir su propio récord para ostentar la marca mundial.

¿Ahora qué altura vas a pedir?, preguntaba el anunciador. “6,19, récord del mundo”, respondió Mondo.
¿Ahora qué altura vas a pedir?, preguntaba el anunciador. “6,19, récord del mundo”, respondió Mondo.

El 04 de julio de 2021 participó en Estocolmo junto a su público y superó sin problemas las alturas que le colocaban. Eso sí, realizó un pequeño ‘entrenamiento’ para llegar a los 6.18 m que simbolizan el récord mundial. ¿Ahora qué altura vas a pedir?, preguntaba el anunciador. “6,19, récord del mundo”, respondió Mondo. Las gradas desataron furor y todo la atención se centraba en el hombre de la garrocha. Los intentos fueron nulos, pero el hecho de desafiarse a si mismo genera confianza para el atleta y para el mundo del deporte que lo quiere ver triunfar colgándose una medalla de oro en el pecho y ¿por qué no? Batir su récord mundial.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

La antorcha olímpica inicia el relevo en Tokio a puerta cerrada por la COVID-19
La antorcha olímpica inicia el relevo en Tokio a puerta cerrada por la COVID-19