Mariano Breccia, atleta extremo: “Siempre va a haber miedo, es el respeto hacia el riesgo de perder la vida”. (Instagram)
Mariano Breccia, atleta extremo: “Siempre va a haber miedo, es el respeto hacia el riesgo de perder la vida”. (Instagram)

Hace cuatro años, Mariano Breccia logró el récord mundial de slackline (deporte de equilibrio con una cinta elástica) en Arequipa. Junto a todo un equipo humano que lo ayudó, además del alemán Lukas Irmler (especialista en la materia) por casi diez días, el deportista nacional estuvo encima del Volcán Misti en un episiodio memorable en su vida.

Aunque era la primera vez que estaba pisando una cuerta por casi 40 minutos encima del famoso volcán, Mariano ya había experimentando la adrenalina y los riegos de las actividades al aire libre. Y es que es un atleta de múltiples deportes extremos con larga trayectoria, donde está la aventura, e incluso, el peligro, ahí está él.

Desde el ciclismo de montaña, pasando por el running o kayak, hasta el paracaidismo, Mariano Breccia lo ha intentado casi todo. Depor conversó con él para conocer más sobre su vida, sus inicios y cómo así lidia con el miedo en cada proyecto que emprende.

¿Cómo así te llamaron la atención los deportes extremos al aire libre donde está la adrenalina?

Más que por adrenalina, el tema va por los deportes al aire libre, hay deportes que te hacen sentir más adrenalina, otros que te relajan. Es mas que nada estar dentro de la naturaleza y sentir que no tienes el control de lo que te rodea. La naturaleza es la que te brinda todas esas herramientas para poder practicar cada deporte, dependes totalmente de la naturaleza.

¿Cómo te sientas al estar rodeado de la naturaleza, de esa incertidumbre de no saber qué pasará después?

Son elementos que uno intenta mantener en control lo más que se pueda, entonces ese tramo de descontrol es lo que te hace que cada vez quieras llegar más lejos en cada deporte o estar mucho más conectado con la naturaleza, creo que por ahí va ese afán de practicar cada actividad al aire libre.

Esta pasión que tienes por los deportes extremos va combinado con el tema de los viajes. Además de ser atleta eres fotógrafo de dichos deportes, ahí aprovechas para practicar una actividad y capturar un momento...

Claro, eso es lo que me facilita a veces tomarle foto a deportistas que están en un sitio que realmente para un fotógrafo que no practica esos deportes es casi inaccesible. Por eso, nacen unos proyectos de Adidas que realmente si tú me preguntas cómo llegaron a filmar diferentes deportes, en ese contexto, es muy difícil que alguien que no esté acostumbrado a practicarlos pueda captar las imágenes de la manera en que se tienen que hacer para poder transmitir lo que se siente estar ahí. Eso es lo que creo que complementa mi tipo de fotografía. Siento que tengo la facilidad de poder capturar  esas imágenes que no mucha gente la pueda conocer. Siento que practicando y tomando esas fotos puedo compartir esas experiencias y transmitirlas.

La ventaja que tienes es que, además de ser un fotógrafo de estas actividades, tú ya has vivido esos momentos, ya sabes que ángulos o donde ubicarte, porque ya te ha pasado...

A la hora que uno practica deporte, absorbe contenido audiovisual de esa actividad y sabes qué otros fotógrafos hacen lo necesario para poder capturar esos momentos. Ya de repente uno busca otro plano fuera de lo común para poder salir de esa normalidad, sabiendo y practicando esos deportes, sé que plano o cuál encuadre puede ocasionar un impacto mucho más fuerte para que la fotografía transmita mucho más.

¿Cuál fue tu primer deporte extremo o cómo así te involucraste en estas actividades?

Fue algo familiar, primero practicaba patines en línea, en rampa, salía a la calle, buscaba barandas, Paralelamente, mi mamá nos lleva a mi hermano y a mí a Lunahuaná a hacer rafting. A veces acampábamos o hacíamos fogata, de ahí comencé a querer salir mucho más y querer repetir esos momentos, conocer más sitios. Luego de hacer rafting, me metí a hacer parapente, porque tenía un poco de miedo a las alturas, entonces una forma de contrarrestar ese miedo era meterme a esto sin pensarlo. Me metí a clases de parapente y al final nunca me imaginé que terminaría de instructor de parapente y que me iba a dedicar a otras actividades relacionadas con alturas.

Y bien que lo dominaste, has logrado caminar encima del Volcán Misti y varios retos más Justamente, ¿esa vez en Arequipa, sentiste miedo? ¿Cómo haces para lidiar con este sentimiento?

Siempre va a dar miedo, lo que hace es incorporar al miedo a la práctica del deporte que estas haciendo, y ese miedo lo transformas en respeto y control. Realmente, el miedo al final de que sea una traba viene a ser una herramienta para que los riesgos lo puedas minimizar al máximo. Ya no es un obstáculo, ahora es una herramienta que te mantiene consciente de la situación. Es una forma de sacarle la vuelta a ese miedo que siempre vas a tener, desde que te lanzas de un avión o desde que escalas, siempre va a haber ese miedo, que en verdad es importantísimo, es el respeto hacia el riesgo de perder la vida. Siempre el miedo debe estar activo. La idea es que el miedo sea una herramienta y no un obstáculo.

Breccia es capitán de Adidas Running. (Instagram)
Breccia es capitán de Adidas Running. (Instagram)

¿Cuál es el deporte que para ti más adrenalina te genera?

El deporte que más adrenalina me ha generado y me puede generar, porque todavía siento el respeto, es el kayak en río. Creo que es un deporte increíble, porque estás en contacto con la naturaleza, búsqueda de ríos, pero lo del slackline en el Misti, realmente fue un proyecto que lo estudiamos muchísimo y los riesgos los minimizamos al máximo. El proyecto fue gigante, fueron días y días de subir y bajar material, tuvimos un equipo humano increíble que se ‘mató’ subiendo los kilos y kilos de material, los camarógrafos también, eran profesionales con los que yo ya había trabajado con Adidas. Sé que eran camarógrafos que podían aguantar los diferentes climas, todo eso al final de cuentas, la adrenalina también la bajas. La adrenalina es cuestión de momentos y este proyecto al ser de varios días, ya no era ese choque de adrenalina que uno puede tener; por ejemplo, en una bajada de río. Por eso, creo que vendría a hacer el kayak donde más siento la adrenalina, también porque tuve un accidente fuerte hace diez años en Huancaya, se me salió el hombro, así que fue complicado. Esto también se suma.

Con respecto a tu hazaña en el Misti, ¿has pensado realizar un proyecto similar a la del Volcán?

Sí, nosotros hemos hecho el proyecto, un par de veces con el alemán Lucas, reconocido mundialmente en slackline. Hemos estado conversando y poder llevar un poco más lejos los límites de este deporte, sí hemos tenido lagunas ideas, hay que aterrizarlas. Realmente, la idea de un proyecto sale a partir de viajes, un sitio que acabas de llegar y no lo conoces mucho. La idea es crear proyectos que no sean fáciles y que realmente tengan un impacto cuando alguien lo ve para que sea un proyecto que de que hablar, porque algo que ya está hecho no llega a ser muy divertido.

Al momento de realizar deportes extremos, ¿cuán importante es tener los implementos deportivos adecuados?

Yo he trabajado en turismo por largos años y he visto cosas. Uno cuando realiza algún deporte, tiene que tener los mejores materiales, porque estás confiando tu vida en esos materiales. La tecnología se renueva año a año, con respecto a la ropa y los implementos personales, yo siempre recomiendo que tengan lo mejor. En mi caso, desde que comencé, siempre he contado con una buena marca, como Adidas, que siempre me ha apoyado y ellos han innovado la tecnología constantemente, viendo qué necesitan los deportistas, la gente.

En la actualidad, muchas personas han tomado conciencia de la actividad física y han salido a realizar deportes al aire libre como el trekking. ¿Cómo ves tú este panorama?

Realmente, ha crecido muchísimo, lo que ha hecho que la gente quiera salir de Lima a hacer trekking o bicicleta es el encierro inicial que tuvimos. Nadie estaba preparado o acostumbrado para estar metido en la casa tanto tiempo, después, nos liberaron un poco más, respetando los protocolos. Estas actividades lo que hacen es ir por los dos lados: te sacan de tu casa, pero en un espacio abierto. Muchísima gente se está sumando a esas salidas para hacer deporte.

¿Cómo te has adaptado en la pandemia y cuáles has estado realizando?

He hecho parapente en Miraflores, en Pachacamac. He estado con bicicleta en el Morro, en Paracas. He estado con paracaidismo, porque me he ido de viaje.

¿Cuántos años más te ves haciendo deportes extremos, teniendo en cuenta que también tienes un hijo? ¿Te gustaría que también comparta tu afición?

Sí, la pregunta de mi hijo me la hacen todos los días (risas). Sí, a la hora de yo tener un hijo, me bajó un poco los pies a la tierra. Obviamente, sientes más responsabilidad de la que tenías cuando estabas solo, pero yo creo que también él tiene su vida, yo la mía. Si a mí me hace feliz tener este estilo de vida, lo que yo puedo hacer para seguir es minimizar los riesgos. Por el otro lado, me encantaría poder compartir todo lo que hago con él, pero creo que cada uno tiene que ser libre de elegir, si es que quiere eso o no, yo lo que puedo es darle las herramientas, la primera experiencia. Si después de eso le gusta, yo lo apoyaré y si es algo que yo practico, yo feliz, encantado. Creo que no hay que forzar nada. Con respecto a lo de los años, el cuerpo ya te va pidiendo un pare o una bajada de ritmo, pero yo me siento demasiado bien para eso. Creo que tengo para varios años más. Creo que si a mi hijo le gusta, puedo ir en paralelo y practicar las actividades que él quiera.

Entre una de sus más recientes actividades, Mariano Breccia realizó paracaidismo. (Instagram)
Entre una de sus más recientes actividades, Mariano Breccia realizó paracaidismo. (Instagram)

TE PUEDE INTERESAR