Naomi Osaka es la segunda mejor tenista en el mundo y, hace poco, se retiró de un torneo con la finalidad de cuidar su salud mental ante constantes cuestionamientos de la prensa.
Naomi Osaka es la segunda mejor tenista en el mundo y, hace poco, se retiró de un torneo con la finalidad de cuidar su salud mental ante constantes cuestionamientos de la prensa.

“Está bien no estar bien”, es una de las frases de cuando habló sobre la salud mental en cada deportista. La presión mediática suele ser un factor influyente en el desempeño y la depresión se presenta como algo silencioso. Para esta , los logros pasan a segundo plano cuando de preservar su tranquilidad se trata. A sus 23 años, representará a Japón en los para ostentar la medalla de oro y ser considerada una de las mejores deportistas del planeta.

La última noticia pública de Osaka a nivel profesional no es muy alentadora para algunos porque afecta la logística de un torneo, pero a nivel personal es una de las mejores decisiones que pudo tomar. Ella declaró no sentirse cómoda para hablar con la prensa, a pesar que era obligatorio, y decidió pagar una multa que posteriormente la llevó a decidir retirarse del Roland Garros 2021 para prepararse de cara a Tokio. Optar por su tranquilidad, sin pensar en lo que pueda pasar después, es un detalle a tener en cuenta.

“La vida es un viaje y el mío tomó una dirección inesperada que me ha enseñado mucho y me ayudó a crecer. Una lección clave es que no se puede complacer a todos. Cuestiones que para mí resulta que son positivas de forma evidente pueden generar opiniones opuestas y debi haber estado preparada para eso cuando hice lo que hice en París. La segunda lección es que todo el mundo sufre, ha sufrido o conoce a alguien que haya experimentado problemas de salud mental”, declara una Osaka que reconoce que su mensaje pudo ser confuso.

Naomi Osaka y su historia de salud mental

“Hay dos cuestiones diferentes que quizá abordé de forma conjunta y eso hizo que no se interpretara bien mi mensaje. Uno de ellos es la prensa. Quiero aclarar me encantan los periodistas, generalmente me han tratado muy bien, pero estoy en contra del formato habitual de las ruedas de prensa en el tenis. Considero que es algo obsoleto y habría que pensar otra manera de comunicarnos. He concedido muchísimas entrevistas personales a lo largo de mi carrera y siempre trato de responder con sinceridad, creo que debemos tenernos un respeto recíproco, hablar de igual a igual. Mi intención al no ir a prensa era alertar de la necesidad de un cambio, pero nunca inspirar una revuelta general para no atender a los periodistas. No puedo concebir que se me sancione por faltar a una rueda de prensa en siete año que llevo en la gira”, comentó.

Naomi Osaka habla también sobre la necesidad de dar un descanso mental a los deportistas, habla también de una oportunidad a los deportistas para someterse a un aislamiento de la prensa en ciertos momentos. “En cualquier otro trabajo te dejan cogerte un día libre por un tema personal, siempre que no sea algo habitual, y no es necesario revelar el problema a todos. Yo me sentí muy presionada a nivel mediático para desvelar los motivos por los que no iba a prensa y percibí que no me otorgaron credibilidad, ni la prensa ni el torneo. Eso no se lo deseo a nadie. Pido a la prensa cierto nivel de privacidad y empatía para no tener que hablar de mi historial médico otra vez”, argumentó la japonesa.

La tenista trata de empujarse siempre a sí misma para poder mostrar un cambio notorio a nivel anímico. Es consciente que un deportista no tiene el camino fácil y siempre estará rodeado de público, pero es a ellos a quienes les pide paciencia y empatía en el desarrollo. Su regreso será en Tokio 2020, evento para el cual se viene preparando con amplia rigurosidad con el fin de corroborar que es una de las mejores del mundo.

Los logros y vida de Naomi Osaka

Tenista profesional con nacionalidad japonesa-haitiana, pero vivió en Estados Unidos desde niña. Su padre, amante del tenis, la incentivó a la práctica de este deporte. Comenzó a practicarlo desde los 3 años y no dejó de hacerlo. De manera poco convencional decidió no jugar en el Circuito Juvenil de la ITF y en vez se convirtió en jugadora profesional en 2013.

Desde los 16 años se convirtió en profesional de competencias internacionales y se proyectaba como una de las jugadores con servicio más potente y puede este alcanzar una velocidad de 200 kilómetros por hora, con una derecha letal. En 2016 alcanzó su primera final WTA en el Torneo Premier de Tokio y se ubicó entre las mejores 50 tenistas del mundo. Eso sí, el verdadero ascenso se dio cuando obtuvo el primer lugar en el Premier Mandatory de Indian Wells. Aquí derrotó a Serena Williams en semifinales para luego convertirse en la primera japonesa en ganar un título de Grand Slam de categoría individual.

Naomia Osaka ya suma algunos de los premios más trascendentes a nivel internacional. Entre ellos los de mayor prestigio son los torneos de Grand Slam. En 2018 ganó el Abierto de Estados Unidos contra Serena Wiliams. En 2019 el Abierto de Australia en un juego con Petra Kvitová. Un año más tarde de nueva cuenta el US Open en un enfrentamiento con Victoria Azarenka y este año se impuso a Jennifer Brady en el Abierto de Australia.

Tokio 2020 como reto personal

La clasificación de Osaka fue dada a conocer por la Federación Internacional de Tenis (ITF), esto se da acorde al ránking de WTA y ATP. Por cada género clasifican 56 tenistas en competencia individual. La número dos del mundo en la WTA estará acompañada por sus compatriotas Kei Nishikori (N. 49 del ATP) y Yoshihito Nishioka (N. 56 del ATP).

“Los Juegos Olímpicos son un momento especial, cuando el mundo se junta para celebrar el deporte. Lo que más espero es poder estar con los atletas que han esperado y entrenado por más de 10 años, celebrar un año muy difícil (2020) y que eso suceda en Japón, lo hace aún más especial”, escribió Osaka en entrevista por correo tras ser seleccionada como la Deportista del Año de la AP 2020.

“Es un país especial y hermoso, lleno de cultura, historia y belleza. No puedo estar más emocionada”, finaliza. Para Osaka, este evento se muestra como un reto personal para afrontar sus miedos y salir adelante siendo ejemplo de superación. Así como la salud mental, la práctica de deporte también se vuelve una constante. Tokio 2020 será un reto personal.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Roger Federer anuncia su renuncia a los Juegos Olímpicos de Tokio
Roger Federer anuncia su renuncia a los Juegos Olímpicos de Tokio