La velocista jamaicana volvió a las pistas en 2019 con el objetivo de obtener su tercera medalla de oro olímpica. Los Juegos Olímpicos de Tokio simbolizan una de las últimas oportunidades para obtener récords.
La velocista jamaicana volvió a las pistas en 2019 con el objetivo de obtener su tercera medalla de oro olímpica. Los Juegos Olímpicos de Tokio simbolizan una de las últimas oportunidades para obtener récords.

Con el rótulo de la mujer más rápida de la historia, luego de alcanzar los 10.63 segundos en Kingston, la bicampeona olímpica sale en búsqueda de su tercer oro en los . Su labor como madre no se ve descuidada porque tiene el objetivo claro: dejar un legado. Tiene 34 años y regresó a las pistas de apenas nueves meses después de haber dado a luz a su hijo Zyon en 2017.

Fraser-Pryce sabe que el objetivo es lograr un nuevo título (Pekín 2008 y Londres 2012) luego que en Río 2016 quedó en tercer lugar: “Después de los 10,63 (5 de junio) fue duro. Mis músculos isquiotibiales me daban problemas después de esa carrera, pero me dije que los campeones lo intentan pase lo que pase”, recordó la atleta, actual número 1 de la clasificación mundial en los 100 metros y líder del ranking durante 89 semanas.

La misión de ser madre y deportista

“Mami es el mejor título que pude haber ganado jamás”, publicó en su red social Twitter la deportista. El hecho de entrar a esta etapa no la alejó de sus objetivos. Cambió de apodo “Pocket Rocket” (cohete de bolsillo) a “Mommy Rocket” (mamá cohete). Si bien es cierto se ausentó dos años, ahora vemos que sigue vigente con el afán de dejar un legado y alcanzar marcas que serán muy difíciles de alcanzar.

Fraser-Pryce luce a su hijo en redes sociales. (Twitter)
Fraser-Pryce luce a su hijo en redes sociales. (Twitter)

Fraser-Pryce pertenece también a la comunidad de Waterhouse en Kingston, su popularidad en Jamaica es enorme. Su personalidad suele ser atractiva y no muestra pretensiones porque se admira su capacidad de atleta. “Shelly-Ann volvió de un problema con un dedo del pie que le daba muchos problemas. GRIT, disciplina, atención, espíritu puro, humildad… ¡tiene que triunfar!”, contó una de sus admiradoras.

No es para menos, muchos la ven como un ejemplo a seguir y ella lo toma como un buen gesto porque también es embajadora de la buena voluntad para UNICEF en Jamaica. Defiende al niño y madre jamaicanos con mensajes motivacionales publicados a menudo para las mujeres. “Correr es fácil, pero la maternidad es un deporte aparte. Celebra a todas las mujeres en tu vida, ¡se lo merecen!”, publicó.

¿Quién es Shelly-Ann Fraser-Pryce?

Su colorido cabello y peculiar forma de desenvolverse ha generado atención en el público jamaiquino. Ella nació en Kingston, Jamaica un 27 de diciembre del año 1986. Solo tiene 1.52 metros de estatura, pero corre como un auténtico rayo. Debutó como deportista profesional en 2008 especializándose en 100 metros planos. Aunque pocos lo esperaban, levantó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos Beijing 2008 con el tiempo de 10.78 segundos.

En 2009, obtuvo oro en el Campeonato Mundial de Atletismo de Berlín en la modalidad de 100 metros con un tiempo de 10.73 superando a todos los atletas. A sus 22 años, ya poseía la mejor marca en la disciplina. En aquel campeonato, también fue parte del cuarteto jamaiquino en relevo 4x100 con tiempo de 42.06 segundos. Ya en Londres 2011, se hizo otra vez del oro en 100 metros planos logrando una marca 10.75 segundos.

Shelly-Ann Fraser-Pryce obtuvo medallas en Beijing 2008 y Londres 2012.
Shelly-Ann Fraser-Pryce obtuvo medallas en Beijing 2008 y Londres 2012.

En el Campeonato Mundial de Atletismo de 2013 se proclamó campeona con el tiempo de 10.71 segundos. En este torneo también fue medalla de oro en la prueba de 200 metros planos femenino y prueba de relevos 4x100. Eso sí, Río 2016 mostró un descenso porque llegaba de sufrir una apendicitis y solo obtuvo bronce y plata en los Juegos Olímpicos.

El retiro no es algo que Fraser-Pryce ve con malos ojos. En 2017 y 2018 estuvo ausente porque fue madre, pero poco tiempo después decidió volver a las pistas con 34 años de edad. Ahora, busca su tercera medalla de oro olímpico en la prueba de 100 metros.

Frasser Pryce busca el oro más longevo en Tokio 2020

Los récords siguen corriendo peligro con la presencia de Frasser en alguna pista. El récord mundial de Florence Griffith Joyner con 33 años en los 100 metros ahora tiene probabilidad de ser superado.

Con 34 años, podría convertirse en la persona más longeva en ganar una medalla olímpica en pruebas de velocidad. Además, puede ser la primera en lograr tres preseas doradas en los 100 metros. Esto posee un plus si recordamos que el fin de su carrera estuvo cerca por un embarazo. En 2019 volvió para coronarse campeona del mundo.

Actualmente tiene 34 años y es la mujer más veloz del planeta.
Actualmente tiene 34 años y es la mujer más veloz del planeta.

“El compromiso lo es todo — el fracaso de hoy te prepara para el éxito de mañana”, tuiteó Fraser-Pryce recientemente. “No hay fracaso en progresar, así que hay que perseverar”. La atención de Jamaica estaba antes en Usain Bolt, pero la historia nos lleva a ceder este foco a Fraser-Pryce, la velocista activa más laureada en 100 metros del mundo.

Detalle aparte, la oportunidad incrementó con el anuncio de suspensión de la estadounidense Sha’Carri Richardson por positivo en marihuana. La historia arranca este 30 de julio en Tokio. ‘Mommy Rocket’ tiene amplias posibilidades de inscribir su nombre una vez más.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Las sedes en Tokio 2021
Conoce dónde se realizarán las competencias.