Kimberly García clasificó a los Juegos Olímpicos tras conseguir la marca en la Copa Panamericana de Marcha de México en el 2019. Es parte del team PERU LNG y Hunt Oil.
Kimberly García clasificó a los Juegos Olímpicos tras conseguir la marca en la Copa Panamericana de Marcha de México en el 2019. Es parte del team PERU LNG y Hunt Oil.

“Estoy contenta, emocionada, porque ya no falta nada para los Juegos. Estoy ansiosa, ya quiero competir”, señala , mientras recuerda todo lo que tuvo que enfrentar para llegar preparada a los . Tirar la toalla para ella nunca fue una opción y aunque tuvo que atravesar muchos obstáculos, siempre supo salir adelante y hacerse su propio camino. Hoy, desde España, a pocos días de participar en su última competencia antes del magno evento, conversó con Depor y reafirmó su objetivo: “Quedar en el top cinco y pelear una medalla”.

¿Cómo te sientes de cara al Gran Premio Internacional Cantones de Marcha?

Estoy yendo con buenas expectativas, a dar lo mejor de mi porque es la última que voy a tener antes de los Juegos Olímpicos. Se desarrollará el próximo 5 de junio y la verdad es que tengo muy buenas expectativas.

En mayo, ¿cómo te fue en el Panamericano de Ecuador?

Fui pero no con mucha expectativa, porque un mes y medio antes tuve una lesión, un desgarro, y tuve que parar unas semanas. De todas maneras, quise participar porque había pasado mucho tiempo sin competir. Era muy importante estar presente y sentir otra vez esas sensaciones de cansancio. Además, necesitaba saber qué tenia que mejorar. No llegué a terminar la prueba, solo hice 10km (de 20km), que en realidad era a lo que me había proyectado con mi entrenador. Ahora, en La Coruña sí voy a terminar la carrera y quiero hacer un buen tiempo.

¿Cómo sigues de tu lesión?

Ya estoy bien, no fue nada grave, pero en su momento, sí tuve que parar para recuperarme bien.

¿Cómo ha sido tu preparación en Tumbes?

Muy importante, porque lo que se buscaba era un clima parecido al que me voy a encontrar en Tokio, donde hará mucho calor. Los entrenamientos han sido muy buenos y voy a volver del 7 al 20 de junio. En julio lo haré otra vez, claro, antes de partir a Tokio.

¿Nervios?

Emocionalmente estoy muy bien, sigo con ese objetivo que me he planteado para los Juegos, que es llegar del 1 al 5 y pelear por una medalla. Ahorita estoy bien motivada, con muchas ganas de competir, de enfrentarme a las chicas que están arriba en el ranking porque eso es muy importante. Es un termómetro. Quiero estar de regreso en el pelotón. Estoy contenta, emocionada. Ya quiero competir, tengo ansiedad aunque sé controlarlo.

La pandemia: su gran obstáculo

El inicio de la cuarentena complicó los planes de Kimberly. Aún no se cancelaban los Juegos Olímpicos y la incertidumbre rondaba en la mente de la marchista. Meses después, con el evento ya postergado, la atleta volvió a encontrarse con otro gran problema: no tenía dónde entrenar. Así, tuvo que ingeniárselas y buscar- por su propia cuenta- caminos alejados para no entorpecerse con las personas que muchas veces la insultaban por entrenar en las calles.

¿Qué ha sido lo más difícil en todo este tiempo?

Las cuarentenas constantes que se han decretado y que no nos dejaban entrenar. Incluso, conseguir una máquina de correr no ha sido sencillo. Hemos tenido que parar, buscar rutas alejadas para no contagiarnos. Eso ha sido lo más difícil.

¿Tienes algún amuleto?

Con mi familia siempre salimos a pasear antes de cada competencia. Ahora estoy lejos, pero siempre en contacto, comunicándome. Siempre me preguntan cómo estoy, si me estoy alimentando, cómo es el clima, cómo estoy, hasta el último momento siempre están ahí. Ellos saben que son mi motivación tambien y siempre me han apoyado, desde pequeña.

Más allá de lo deportivo, ¿te ilusiona conocer Tokio?

Nunca he ido a Tokio y antes de que ocurra la pandemia me hubiera gustado conocer muchos lugares, sobre todo por la tecnología que se maneja, pero dado el contexto no se va a ponder. Incluso, nos han dicho que una vez que terminemos de competir, tenemos 48 horas para regresar. Todo eso se entiende, vamos a estar encerrados, cuidándonos del contagio.

¿Tu objetivo sigue siendo la medalla?

Tengo ese objetivo y ese sueño desde pequeña y espero poder concretarlo.

¿Te imaginas ese momento?

Visualizo que estoy cruzando la meta en el pimer lugar. No sé cómo reaccionaría, no lo he pensado.

¿Quiénes son las rivales más duras?

Las chinas, también en Sudamérica Brasil, Ecuador, Colombia, Italia, ellas son las que ahora están en el ranking y tienen el mejor tiempo, pero las chinas siempre están en podio en todos los Juegos Olímpicos.

¿Objetivos para este 5 de junio?

Marchar con todo, demostrar en qué nivel estoy, porque no hago 20km desde hace mucho tiempo. Voy a marchar para mejorar mi marca de 1 hora con 28 minutos, y el clima y todo se presta. Los chicos (César Rodríguez y Evelyn Inga) están en busca de la marca todavía y su objetivo es clasificar.

Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.

TE PUEDE INTERESAR