<a href=""></a>

La final de la entre vs. tuvo emociones desde el pitazo inicial. A los 7 minutos, los dirigidos por Pep Guardiola estuvieron cerca de abrir el marcador a través de .

Toda la jugada nació en los pies de Ederson. El guardameta brasileño aprovecho su excelente juego con los pies y mandó un pelotazo desde su propia área hasta el campo rival. El servició encontró sin marca a Sterling, quien le ganó las espaldas a Reece James.

El veloz atacante no tuvo un primer control y dio pie para que el jugador ‘Blue’ pueda recuperarse. Finalmente, el balón terminó abriéndose y el jugador ‘ciudadano’ quedó incomodo para definir. Lo hizo de taco y el balón fue mandado al córner por Édouard Mendy.

Manchester City vs. Chelsea: la previa

El juego sólido y defensivo del germano, perdedor ya el año pasado con el París Saint Germain, ha sabido imponerse a la sinfonía perfecta que toca Guardiola, con los mejores instrumentos desde que llegara hace cinco años a Mánchester. Por fin su ciclo toca el clímax. Tras acumular títulos domésticos, el de Sampedor acaricia el día por el que firmó por el City.

Todo el dinero invertido por los jeques cobra sentido cuando el himno de la Champions reciba al City en Do Dragao, donde unos 5.000 aficionados de cada equipo se darán cita en la grada. A ritmo del “Wonderwall” de Oasis, como en otro tiempo fue el “Viva la Vida” de Coldplay, los Phil Foden, Kevin de Bruyne y Riyad Mahrez, tratarán de completar la conquista del petróleo sobre el fútbol europeo. Lo que no consiguió el PSG en 2020.

El Chelsea tampoco es el defensor del pueblo ni el héroe de la historia. El equipo que más gastó el pasado verano recobró la gloria al amparo del multimillonario Roman Abramovich, pero eso fue hace tanto tiempo que ya es costumbre verle en estas instancias, por mucho que sea su primera final en nueve años.


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.

TE PUEDE INTERESAR