Manuel Barreto y  Pablo Bengoechea son, claramente, idearios opuestos y, en esta semifinal, uno de los dos morirá en su palo. (Diseño Depor)
Manuel Barreto y Pablo Bengoechea son, claramente, idearios opuestos y, en esta semifinal, uno de los dos morirá en su palo. (Diseño Depor)

y solo coinciden en lo elemental: ambos quieren ganar. Para todo lo demás piensan distinto. Son como antagonistas. Son entrenadores con propuestas enfrentadas. Aunque ellos nunca lo van a admitir, diría que hasta menosprecian la idea de juego rival. Uno cree que el equipo con más posesión es el que domina el juego y el otro piensa que sin la pelota se puede controlar el partido sin problemas. Barreto es un poeta del juego, un fanático de la posesión. Un guardiolista de sangre. Todas las jugadas de Sporting Cristal tienen a la pelota como protagonista. Con buen trato, paciencia y casi sin dividirla. Para Bengoechea, el dominio del balón es secundario. Prefiere tener el control del partido a su manera: defendiendo bien y siendo vertical cuando le toque atacar. Son, claramente, idearios opuestos y, en esta semifinal, uno de los dos morirá en su palo y el otro alardeará de su juego singular y efectivo. En las siguientes líneas me atreveré a describir la partida de ajedrez que propondrán los dos técnicos hoy por la tarde.

Pablo Bengoechea

El uruguayo sabe del fútbol peruano como pocos. Es un estudioso que conoce a cada jugador que va a enfrentar y está enterado de la táctica que usará el técnico rival. Según sus futbolistas, entender el medio es una de sus principales virtudes. Este conocimiento le permite tener una lectura previa del partido muy acertada. Otro punto a favor de Bengoechea es que confía a ciegas en sus métodos y capacidades y les traslada esa fe a sus dirigidos. Hoy, el futbolista de Alianza Lima cree que gana porque gana, porque los resultados lo avalan. No importa cómo, no importa en qué momento, pero gana.

Para este partido Bengoechea confiará a ciegas en Pedro Gallese. En cuanto a la defensa, volverá a la línea de cuatro. Riojas recuperará su puesto luego de estar suspendido y hará dupla con Beltrán. Ambos serán los encargados de escalonar a Palacios en la marca, además de cuidar las espaldas a sus laterales Salazar y Duclós. En el medio, juntará como pocas veces a Fuentes y Cartagena. Normalmente, uno de los dos jugaba con Cruzado o Ramírez, pero el entrenador entiende que necesita más marca por la zona central, que es una de las áreas fuertes de Cristal. Por los lados, buscará desequilibrio con Quevedo y Felipe Rodríguez; y arriba pondrá a Federico Rodríguez y a Balboa como referentes de ataque. No es ningún secreto afirmar que Alianza insistirá con la pelota directa hacia los dos nueves y con Fuentes sumándose en el área. Además, cada pelota parada irá a la zona de peligro. No hay sorpresas ni secretos.

Manuel Barreto

Sporting Cristal es un club que se fija en las maneras, donde el camino hacia el objetivo solo se puede transitar entre la tenencia y el juego elaborado. El técnico de Sporting Cristal calza perfecto con ese manual de estilo. Barreto es de los entrenadores que confía en el cómo para llegar al objetivo. No se saltea los pasos. Este Sporting Cristal ha tenido buenos momentos de fútbol y ha superado en el trámite a casi todos sus rivales con una idea clara y reconocible. Sin embargo, cuando no ha tenido eficacia en la definición ha sufrido sus partidos más de la cuenta.

Para hoy Barreto alineará un once con pocas novedades. En el arco y defensa los mismos de siempre. En la volante pondrá a Cazulo como contención. Seguramente sin licencias para salirse del medio, acompañado por la solvencia de Calcaterra y la pegada de Tavara. Arriba el tridente de ataque estará conformado por Ortiz, Gonzales y Palacios. Los dos primeros buscarán moverse por todo el frente de ataque, buscando las espaldas de Cartagena y Fuentes y generando espacios para la salida de los laterales. Palacios se cansará de marcar pases. Imagino un Cristal con el balón, peleando por él, pero sin apuros en ir para adelante, y cuidándose de no cometer faltas absurdas.

La tabla de ajedrez ya está puesta en la mesa. A las 3:30 p.m. las piezas comenzarán a moverse al ritmo de la idea de sus entrenadores. Que gane el mejor.

Alianza y Cristal pelearán por ser finalistas: las definiciones más recordadas entre ellos

MÁS NOTICIAS

TE PUEDE INTERESAR: