Jonathan Dos Santos tiene 35 goles desde que inició su carrera.
Jonathan Dos Santos tiene 35 goles desde que inició su carrera.

Salto es una de las ciudades más históricas de Uruguay. Ubicada a 498 km de la capital, Montevideo, es tierra de grandes artistas como el escritor Horacio Quiroga, maestro del cuento latinoamericano. O de Petrona Viera, reconocida pintora y escultora plástica. La pintoresca urbe reconocida por estar rodeada de parques también vio nacer a delanteros de talla mundial como Luis Suárez y Edinson Cavani. Y, de allá, también es , el '9′ que ilusiona a los hinchas de con sus goles.

Luego de lo mostrado en los dos amistosos que jugó la 'U' en Argentina (triunfo ante Huracán y derrota frente a Boca Juniors), la ‘Noche Crema’ ante Cerro Largo y el partido ante Carabobo por la Copa Libertadores, una primera conclusión sobre Jonathan es que es un delantero típico del clásico ‘9′ del fútbol uruguayo. Es fuerte físicamente, juega de espaldas al arco, sabe posicionarse dentro del área y tiene olfato goleador (así marcó su gol ante el ‘Globo’). Sin embargo no todo queda en la escuela clásica charrúa. Así como el ‘Pistolero’ y Cavani, el delantero de la 'U' también puede asociarse y tiene argumentos técnicos para pedir el balón. Juega y hace jugar.

Como todo ser humano nacido en el país oriental, Dos Santos puede no compartir características de juego con sus compatriotas, pero sí de espíritu. Como buen uruguayo tuvo que aprender a temprana edad. Y no dentro de un campo de fútbol.

Universitario de Deportes vs. Huracán: revive los goles cremas. (Video: América TV)

Pasaba apenas los 15 años cuando su enamorada, y ahora esposa, Estefany, le dijo que esperaba un hijo suyo. “Estábamos de novios con mi señora y quedó embarazada. Nos juntamos y hasta hoy seguimos juntos, gracias a Dios. Yo iba a cumplir 16 años. Primero me tomó por sorpresa. Tuve que tomar responsabilidades y salir a trabajar”, confesó hace unos meses el atacante crema al diario “” de su país.

Puestas las condiciones del juego, el '9′ tuvo que asumir el reto. Y enfrentar a los “rivales” más férreos que tuvo a lo largo de su carrera: sus padres y los de su pareja. “Tenía mucho miedo de decírselos. Tanto mi señora como yo teníamos miedo de dar la noticia. La madre de mi señora fue la primera en saberlo y ella se lo comunicó a mis padres. No sabía si meterme abajo de la cama o en el ropero. Primero me pegaron un gran reto y después me dijeron que iban a apoyarme, que no iba a estar solo. Fue un gran alivio”, añadió.

Jonathan con sus hijos: Agustín y Johan.
Jonathan con sus hijos: Agustín y Johan.

Agustín es el nombre del primero de sus dos hijos. El segundo se llama Johan. Y desde entonces, Jonathan tuvo que trabajar el doble para salir adelante. El fútbol ya no era la prioridad. El hombre que parece tener mucha facilidad para definir, y que espera dejar huella en el fútbol de nuestro país, alguna vez tuvo que pelar naranjas en los mercados e incluso incursionar en el mundo de la construcción civil.

Dos Santos la luchó desde siempre. Dentro y fuera de las canchas. A pesar de ser uno de los mejores goleadores de la Selección de Salto, recién debutó en el fútbol profesional uruguayo a los 23 años. Y no lo hizo en Primera, sino en Segunda. En el Club Cerro Largo, en su primera temporada fue la revelación del torneo anotando once goles.

La vida le dio una de las mejores oportunidades, quizá como recompensa a sus sacrificios. Danubio, uno de los equipos más históricos de su país, lo fichó en el 2016. Con la ‘Franja’ jugó Copa Sudamericana y marcó su único gol en un torneo internacional. Además, anotó seis tantos en el certamen local en dos años.

Para mediados del 2017, Atlético San Luis, de la Segunda de México, lo contrató. Sin embargo, en su primera experiencia fuera de Uruguay no la pasó nada bien. “Jugué poco. Me pasó algo similar a lo del semestre pasado con Sebastián Sosa. Había un jugador que andaba muy bien y entonces yo alternaba. No tenía muchos minutos. La tenía complicada. Últimamente me ha tocado tener buenos '9′ adelante”, señaló el artillero.

Su carrera, que estaba en ascenso, empezó a descender. Regresó a Danubio y luego más atrás a Cerro Largo. En el último club (su casa) donde se ha sentido más querido, volvió a ser el delantero temido por los defensores rivales: marcó 13 goles y fue el tercer goleador del fútbol uruguayo. Además, ocupó el puesto número 20 en la lista de los mejores futbolistas de la temporada 2019 en tierras celestes.

Con 27 años y miles de vivencias sobre sus hombros, Jonathan dos Santos quiere cobrarse su revancha fuera de Uruguay. De hecho, rechazó una propuesta de Nacional de su país para firmar por Universitario. El '9′, por lo visto en los amistosos en tierras argentinas, ilusiona al hincha merengue.


MÁS NOTICIAS