Diego Reyes jugó en el Espanyol antes de fichar por el Tigres de Liga MX. (Getty)
Diego Reyes jugó en el Espanyol antes de fichar por el Tigres de Liga MX. (Getty)

En la novena fecha del , visitará este domingo a , equipo dirigido por Javier Aguirre. Este partido es el clásico de la ciudad de Monterrey, que para Diego Reyes, defensor del equipo universitario, se vive con la misma pasión que un vs. de LaLiga Santander. El futbolista recordó su experiencia como ‘Periquito’ en la temporada 2016-2017 en el derbi ante los azulgranas, además de los que jugó en Portugal con los colores del Porto ante el Benfica.

“Yo lo veo con la misma pasión que el Espanyol ante Barcelona que me tocó disputar en España, dos equipos de la misma ciudad; en ese aspecto los veo iguales, a la misma altura”, señaló el jugador mexicano.

“Cada uno tiene su propia pasión, pero sí puedo decir que cada uno se vive de la misma manera. Siempre he dicho que los clásicos no se juegan, se ganan y éste no es diferente, por eso vamos a salir a ganarlo”, advirtió.

El zaguero no quiso poner a su equipo, que marcha cuarto con 13 unidades, como favorito para el partido ante los Rayados que están en el séptimo escalón con 11 puntos en la tabla de posiciones del Apertura 2021 Liga MX.

“En los clásicos no hay favoritos, son juegos que se viven con el alma, gana el que comete menos errores y el que salga con más determinación. Sabemos que nos jugamos más que tres puntos y entrenamos con todo para conseguir la victoria”, dijo.

Diego Reyes también defendió el esquema ofensivo con el que los Tigres juegan cada duelo bajo las órdenes del técnico Miguel Herrera, en el que suele quedar con pocos elementos la zona defensiva.

“Sabemos que por la forma de jugar de Miguel muchas veces quedamos mano a mano, pero hay que jugar así. Tratar de mantener el cero atrás porque en delantera tenemos jugadores que sabemos son contundentes y van a definir los partidos”, concluyó.


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.


TE PUEDE INTERESAR