Si bien hay quienes recurren a pastillas o ungüentos para tratar el dolor, hay otro grupo que prefiere la medicina natural. (Foto: Andrea Piacquadio / Pexels)
Si bien hay quienes recurren a pastillas o ungüentos para tratar el dolor, hay otro grupo que prefiere la medicina natural. (Foto: Andrea Piacquadio / Pexels)

Ya sea por pasar varias horas en la misma posición debido al teletrabajo o por realizar ejercicios con mucha intensidad, aparecen los dolores musculares o la lumbalgia, ocasionando que la persona presente dificultad para mantenerse erguido o tener una buena postura. Como alivio inmediato para el malestar entran a tallar los o conocidos como analgésicos naturales.

Los dolores musculares suelen darse especialmente en la espalda, pero también aparecen en otras zonas del cuerpo como las piernas, el cuello, los brazos, entre otros. Los motivos que más provocan esta afección suelen ser las lesiones deportivas, estar en una postura constantemente deficiente y también el deterioro propio del cuerpo por el paso del tiempo.

Para combatirlos, los especialistas suelen recomendar una tratamiento que combina los masajes terapéuticos con algunos fármacos, analgésicos o antiinflamatorio, sin embargo, hay quienes prefieren la medicina natural. Aquí te dejamos algunas opciones que puedes tomar en cuenta.

Jengibre

Debido a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, se puede consumir 1 o 2 cucharadas de jengibre al día.

Otra opción es mediante un aceite esencial que ayudará a calmar el dolor y otros síntomas derivados como los calambres y la rigidez muscular. El tratamiento casero consiste en diluir unas gotas del producto en aceite de oliva y aplicarlo en las manos para luego hacer un suave masaje circular en la zona afectada. Aplicar 2 veces al día hasta que notes mejoría en los músculos.

Clavo de olor

Esta hierba aromática se suele usar para aliviar y adormecer las encías cuando están inflamadas. El aceite esencial que se prepara con el clavo de olor se puede usar sobre la piel para aliviar el dolor muscular. Diluir el aceite y aplicarlo en la zona con malestar mediante masajes circulares.

Aceite esencial de eucalipto

Debido a su riqueza en ácidos y flavonoides cuenta con un poderoso efecto analgésico. Lo que recomiendan es diluir unas gotas del producto en agua caliente y aplicar la mezcla en las zonas afectadas con ayuda de compresas. Dejar reposar en el lugar por algunos minutos. Aplicar entre 1 y 2 veces al día.

Romero

Para disipar la inflamación, este remedio casero es muy beneficioso. Deberás hervir 30 gramos de hojas de romero y luego humedecer un paño con esta agua y colocarlo en la zona de tu cuerpo donde esté el dolor. También se puede aplicar aceite de romero con suaves masajes.

Otros remedios caseros

Para aliviar el dolor muscular y relajar el músculo no hay nada mejor que el agua caliente que se debe usar colocando compresas sobre la zona afectada para estimular la irrigación sanguínea y hacer que desaparezca la tensión muscular o inflamación.

También hay quienes recurren al hielo. Coloca un puñado en una toalla, envuélvelo y aplica en el área lastimada durante el tiempo en que tu cuerpo resista el frío.

Si el dolor persiste es ideal acudir al médico o donde un especialista que indique el tratamiento adecuado o realice una revisión para descartar daños en la columna o zona lumbar.

VIDEO RECOMENDADO

Percy Zuazo enseña una rutina de hombros en casa

Percy Zuazo, fitness coach peruano, nos enseña una rutina de hombros en casa. Esta rutina hit es una
Percy Zuazo, fitness coach peruano, nos enseña una rutina de hombros en casa. Esta rutina hit es una

TE PUEDE INTERESAR