Enrique Barzola registra un récord de 16-5-2 como peleador profesional. (GEC/Jesús Saucedo)
Enrique Barzola registra un récord de 16-5-2 como peleador profesional. (GEC/Jesús Saucedo)

Ganar el TUF Latinoamérica 2 en 2015 (en una división que no es la suya) y volver a abrirle las puertas de a los peleadores peruanos (el primero de todos fue Tony de Souza en 2001) son méritos que ha logrado base de esfuerzo. El ‘Fuerte’ dejó su trabajo en Wilson, sus estudios y apostó todo por las artes marciales mixtas.

Y aunque ahora es uno de los rostros más importantes y reconocidos del MMA nacional, el ‘Fuerte’ ha pasado muchas adversidades. La más reciente ocasianda por la pandemia. Y es que en mayo del año pasado, cuando recién se declaraba la alerta mundial, Barzola no se imaginaba lo que vendría después.

El peruano de 31 años se encontraba peleando en el UFC de Brasil, cuando la pandemia recién se había anunciado. Regresó a Perú después de su combate y todo cambió: por motivos de visa de trabajo no puedo seguir en UFC y ahora se prepara al 100% para cuando su momento de volver llegue.

El ‘Fuerte’ conversó con Depor para conocer su presente y qué le depara en el futuro. Si bien la idea es volver a UFC por la puerta grande, no le cierra las puertas a otras empresas para seguir aumentado su récord a nivel internacional.

Haciendo memoria, tú peleaste en el UFC de Brasil, justo cuando se declaraba la pandemia ¿Te imaginabas que todo esto de ahora pasaría?

Se decretó la pandemia y en Brasil ya no dejaron pelear con público, y sí afectó bastante, porque estamos acostumbrados a vivir con esa energía del público. Me afectó un poco, pero estuve enfocado en mi pelea. Yo llegué a Perú apenas cerraron las fronteras y acá estuve haciendo caso a lo que el gobierno imponía. Me he mantenido entrenando todos los días, tuve mis descansos y ahora estoy entrenando bien, fortaleciendo muchas áreas (practicando karate) y apoyando a los peleadores peruanos que realmente quieren aprender un poco más.

A muchos peleadores peruanos les ha afectado la pandemia por la falta de competencia. En tu caso, ¿cuál es tu relación actual con UFC?

Como justamente acabó mi visa de trabajo, el año pasado. Abril para adelante, esos son meses han sido difíciles para todos, porque todo estaba cerrado, toda la gente encerrada, nadie podía viajar ni salir. Entonces tenía para renovar, pero al final no pude por el tema de la pandemia. El matchmaker de UFC, Sean Shelby, me informó que no se podía hacer nada ni sacar algún trámite por ahora y que también estaban esperando a otros peleadores en fila. No podía renovar mi visa de trabajo; por eso, no pude renovar mi conrato, UFC me dejó agente libre. Yo tengo un buen récord en UFC (6-3-1), soy campeón del TUF, yo puedo volver, tengo que renovar simplemente me visa, pero ahora es complicado, estoy esperando que se normalice. También me he quedado porque tuve una lesión en noviembre en la rodilla, ya me estoy recuperando; por eso, es que aún no he buscado peleas, estuve mal de la rodilla, en terapias, luego pasé una etapa de recuperación para volver a entrenar fuerte. Esos han sido los motivos por los que no he podido viajar.

Solo es un tema de papeles, tu relación con UFC es buena...

Sí, así como mucha personas se han quedado varadas en otros países y han querido volver, justamente por esas cosas, migraciones en general ha estado complicado, cerrado, no podías hacer trámite. Sin visa, ni papeles no puedes hacer nada para viajar. UFC entendió eso y me dijo que por ahora puedo trabajar en otra organización hasta que se normalice todo. Estoy conversando con mi manager para ver eso, yo realmente no estoy apurado en pelear, porque recién salgo de una lesión. Estoy acá como un guerrero y sigo avanzando, aprendiendo, enseñando y mejorando. Ahora me toca el camino de la paciencia y esperar mi momento.

Barzola peleó en peso ligero (70 kilos), pluma (66 kilos) y su última presentación fue en gallo (61 kilos) ante Rani Yahya, que acabó en empate. (Getty Images)
Barzola peleó en peso ligero (70 kilos), pluma (66 kilos) y su última presentación fue en gallo (61 kilos) ante Rani Yahya, que acabó en empate. (Getty Images)

A diferencia de otros peleadores que han sido recortados, a ti solo te falta la vissa de trabajo para volver a UFC...

Claro yo vengo de una victoria, una derrota y un empate. Pero antes de todo eso, venía con cuatro peleas seguidas. Tengo muy buena racha de victorias, mis presentaciones han sido óptimas. Nunca he perdido por sumisión, ni me han noqueado, ni me han visto en mal rendimiento. Ningún peleador me ha sobrepasado en nivel, solamente han sido esos motivos que por culpa de la pandemia, y bueno hay que saber sobrellevar esto.

Ahora que estás como agente libre, ¿ya has conversado con otra organización?

Yo el año pasado iba a pelear en Abu Dhabi en el evento Eagles Fighting Championship, de Khabib Nurmagomedov. Yo iba a viajar, pero justo pasó mi lesión y ya; por ese motivo no pude. El plan era ir a Las Vegas, entrenar con el equipo de Khabib y de ahí me iba para Abu Dhabi, Tenia pensado irme en noviembre o diciembre y pelear en febrero, pero pasó mi lesión. Ahora estoy viendo con mi manager, quizá, no estoy confirmando, ir Combate Global (antes Combate Américas) que es más factible, ahí estamos viendo. También puede ser en PFL, pero es un poco complicado para un latinoamericano, pero sí se puede, hay que esperar y ser paciente.

¿Te ves como ‘coach’, así como Khabib que se ha involucrado como parte de las esquinas de sus primos? En tu caso, asesorando a las futuras promesas peruanas...

Claro me gustaría, porque con toda la trayectoria que tengo y los países que he visitado y campamentos que he tenido podría ayudar. Lo haría no por dinero, sino para ayudar a los peleadores a seguir un camino correcto. Sería bueno ser entrenador, al principio no me gustaba la idea, pero ahora me está gustando. De repente abro una escuela, quizá más adelante.

Tú que has tenido la oportunidad de entrenar afuera por mucho tiempo, ¿cuánto es la diferencia de un campamento en Estados Unidos que en Perú?

Tú no vas a mejorar tu nivel hasta que no te masacren o donde todos te pasen en nivel, físicamente, mentalmente. Si no vas a un lugar así, vas a hacer un peleador estancado, no vas a llegar al nivel donde quieres estar. Aquí los peruanos son guerreros, les gusta aprender todo, pero la dificutlad viene por el tema económico, la distancia, problemas familiares y ahora en pandemia, eso limita a un peleador. Yo he pasado por eso, pero eso me motivaba más, no sé como será el pensamiento de ellos, pero yo sí me automotvaiba cuando las personas no creían en mí. El peruano entrena fuerte, pero si quiere mejorar su nivel tienen que ir a afuera a Estados Unidos. Aqui puedes aprender mucho, pero fuera de tu país y si quieres llegar a otro nivel tienes que viajar.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS