José Luis Mandros, de querer ser futbolista de niño a convertirse en el mejor peruano en la historia del salto largo. (Difusión)
José Luis Mandros, de querer ser futbolista de niño a convertirse en el mejor peruano en la historia del salto largo. (Difusión)

Hay pequeñas acciones que en su momento parecen no ser relevantes, pero que en el futuro terminan siendo determinantes y eso lo sabe bien . De niño jugaba fútbol (era delantero y extremo), pero nunca imaginó que faltar el día en que se abrieron los talleres del Instituto Peruano del Deporte (IPD) en su colegio (Melitón Carvajal) lo terminarían uniendo a otro deporte, que hasta ese momento no había ni escuchado, el .

Con 11 años, José Luis quiso inscribirse al día siguiente en fútbol, pero con la lista llena le fue imposible, rogó para entrar, pero no tuvo éxito. Quedaban solo cupos en básquet, natación y atletismo, se inscribió en este último por probar algo nuevo, sin saber lo que vendría. Doce años después, es el nuevo récord nacional de salto largo indoor y el mejor peruano en la historia de su disciplina.

Hace una semana en Bolivia, Mandros vivió unos días de ensueño: pasó la barrera de los ocho metros de longitud, se proclamó campeón sudamericano y quebró el récord nacional en dos ocasiones (8.12 y 8.17), dejando atrás la marca que ostentaba Jorge McFarlane (8.10) desde hace más de 10 años. José Luis conversó con Depor para hablar sobre su presente, lo que se le viene y el sueño olímpico de llegar a París 2024.

José Luis Mandros, de 23 años, compite por Perú desde el 2014. (Legado Lima 2019)
José Luis Mandros, de 23 años, compite por Perú desde el 2014. (Legado Lima 2019)

¿Te imaginabas romper el récord nacional en dos ocasiones el mismo día?

La verdad es que estaba trabajando duro con mis dos entrenadores para conseguir el objetivo, que era saltar sobre los ocho metros e ir progresando. Si bien hemos mejorado bastante, sí esperábamos el resultado. Sabíamos que en cualquier momento iba a caer, a veces hacíamos muchos nulos, pero creíamos que en el momento que controlemos eso se iba a ir e íbamos a saltar mejor.

A veces hay marcas que no se rompen durante varios años, en tu caso quebraste la de Jorge McFarlane. No todos los atletas pueden decir que rompieron el récord en dos ocasiones...

Sí, claro, el récord venía ya con mucho tiempo de Jorge, que es una persona a la cual yo quiero y también admiro, y muy feliz de romperlo dos veces. Fue un día realmente inolvidable. El primer salto, lo rompí por dos centímetros y en la siguiente mejoro y encima es marca para el Mundial Indoor. Fue un gran momento.

Sientes que estás viviendo un sueño...

Sí, es algo que siempre he querido, de tener la mejor marca y ser el mejor saltador de la historia del Perú y me siento bien con eso. Ha sido un fin de semana inolvidable, pero igual siempre con los pies sobre la tierra para poder seguir llegando a más, esto no termina acá. Ahora, es aprovechar esta marca para poder estar en más competencias.

Lograste pasar por primera vez la barrera de los ocho metros en el torneo previo al Sudamericano Indoor de Atletismo en Bolivia, ¿cuéntame cómo fue ese día?

Ahí hice tres saltos por estrategia de mi entrenador de Perú, decidimos hacer eso en esa competencia, porque éramos solo cuatro atletas en el evento y no iban a estar todos los del Sudamericano. Ahí pasamos los ocho metros por primera vez y en todos los saltos (8.09, 8.01 y 8.02 metros). Ese día estábamos felices porque se había logrado el objetivo de cumplir la barrera, porque siempre hay barreras en nuestro deporte en donde a veces uno se estanca abajo, pero cuando uno la rompe, va para arriba. Una vez rota la barrera, sabíamos que íbamos a llegar en buena forma para el Sudamericano. También se conversó eso de los nervios y la adrenalina baja porque ya has conseguido tu mejor marca, pero nosotros seguimos enfocados y volvimos a activar el ‘chip’.

Con la marca de los 8.09 metros, ¿cómo afrontas el Sudamericano Indoor? ¿Cómo logras romper tu propia marca e instaurar un nuevo récord nacional?

Uno ya va liberado por romper esa barrera (de los ocho metros), pero también había presión, porque ya uno iba como uno de los mejores en el Sudamericano, así que entran las dudas, los miedos, pero gracias a Dios tuve a mi entrenador Adbel de la Torre. Me supo ayudar a bajar los niveles de miedo y subir la adrenalina para aprovecharlo. Sabía que el primer salto iba a ser importante, de ahí lo demás fue seguir mejorando. En el quinto salto hice 8.12 (récord nacional); en el sexto, 8.17 metros (nuevo récord).

Con tu marca absoluta de 8.17 metros, rompes tu récord e instauras uno nuevo a nivel nacional en indoor, eso es producto de una buena pretemporada...

Sí, la preparación que tuve en Perú y España fueron muy buenas, también me cuidé con mi alimentación, con mis descansos y llegué bien a los campeonatos importantes, que eso era lo que buscábamos nosotros.

Por sus actuaciones en Bolivia, Mandros se colgó la medalla de oro en el Meeting Sudamericano de Atletismo Indoor "Jürgen Berodt" y en el II Campeonato Sudamericano Indoor. (Legado Lima 2019)
Por sus actuaciones en Bolivia, Mandros se colgó la medalla de oro en el Meeting Sudamericano de Atletismo Indoor "Jürgen Berodt" y en el II Campeonato Sudamericano Indoor. (Legado Lima 2019)

Pasar la valla de los ocho metros es como ganar una medalla. Si bien en tu caso se pudo redondear todo (pasar la valla y ganar el oro), a veces los números son más importantes que los podios...

Sí, nuestro deporte es de tiempo y marca, en Sudamérica, en América, prácticamente los mejores del mundo están acá, Tú puedes competir y saltar muy lejos y pude haber quedado segundo o tercero, porque hay gente de nivel, los mejores del mundo están acá, eso hay que saber, hay que valorar la marca; no solamente es la medalla. Yo buscaba clasificar al Mundial, si gano la medalla clasificando bien, pero si me gana y quedé cuarto para la marca mínima, yo me voy feliz, porque es la marca que yo quería. En este caso, se dio todo, pero a veces eso no pasa, cuando uno lograr batir un récord, eso es muy importante, incluso más que una medalla.

¿Desde hace cuánto tiempo radicas en España?

Ya llevo tres meses entrenando en Europa, viviendo en España, se tomó la decisión a través de mi entrenador con una gestión que hizo la Federación Peruana de Atletismo, la cual me está apoyando. Ellos me consiguieron una beca de alimentos y vivienda por un año. La decisión se toma por el sistema de competencia, porque allá todo es un poco más profesional y por el grupo con el que estoy, me encuentro con los mejores saltadores del mundo. Somos un buen equipo, estoy feliz de estar ahí.

¿Con quién es has tenido la oportunidad de entrenar en España y cómo son los entrenamientos?

Allá se tiene otro tipo de enfoque con los entrenadores, porque cada persona es diferente, veo otro tipo de direcciones. El simple hecho es que allá hay un buen sistema, un sistema competitivo, con muchos eventos, entrenar con Yulimar Rojas (la campeona olímpica), Ana Peleteiro (medallista olímpica), y demás atletas de nivel. Escuchar experiencias, compartir con ellos, te ayuda y es un plus que a veces falta.

En 2017, Mandros se coronó campeón sudamericano sub-20 y se posicionó en el séptimo puesto del ranking mundial de su categoría. (Difusión)
En 2017, Mandros se coronó campeón sudamericano sub-20 y se posicionó en el séptimo puesto del ranking mundial de su categoría. (Difusión)

¿Cómo así llegas al atletismo y específicamente al salto largo?

En el atletismo llego en un programa de captación que hacía el IPD en los colegios nacionales. Yo vengo del colegio Melitón Carvajal. A los 11 años, recuerdo que se implementaron los talleres, ese día yo falté. Al día siguiente, fui para inscribirme en fútbol, porque era lo que me gustaba, pero me dijeron que ya estaba lleno, rogué para entrar, pero me dijeron que no se podía. Quedaba básquet, natación y atletismo, el único deporte que no había escuchado era atletismo, me anoté porque era algo nuevo y fue ahí donde empecé. Uno de mis entrenadores de niño me empezó a guiar, a enseñar todas las pruebas y me encantó el atletismo, que es un deporte individual en el que puedes trabajar duro, poco a poco fui haciendo un montón de pruebas y con mi entrenador de esa época nos dimos cuenta que el salto largo se iba amoldando para mí.

¿Qué torneos se te vienen ahora?

Hablaré con mi entrenador de lo que se viene, por ahora tengo mapeado solo el Mundial de Atletismo Indoor en Serbia, el 18 de marzo, que es donde estaremos compitiendo. De ahí entramos a un mes de preparación para la temporada de verano en Europa (mitad de mayo) y ya la temporada al aire libre (outdoor), por esas fechas estaremos compitiendo nuevamente. Antes no sé si mi entrenador querrá buscar otra competencia.

Pensando en Santiago 2023 y París 2024, ¿este año habrá torneos para lograr la marca mínima?

No sé desde cuando se pueda clasificar a los Juegos Panamericanos de Santiago, pero creo con la marca que hecho ya vale como marca mínima, no sé desde cuándo será la clasificación, pero sí es a partir de ahora ya tendría un puesto. Para los Juegos Olímpicos, estoy a cinco centímetros de la marca mínima, que ya la he hecho en indoor. Normalmente, cuando uno sale al aire libre, la marca debería mejor en unos 15 centímetros, ya debería estar dentro de los Juegos, pero recién se puede clasificar a partir de la mitad del próximo año.

A finales de enero, José Luis Mandros hizo su mejor marca hasta ese entonces en indoor (7.89), lo que le valió a colgarse la medalla de oro en el Indoor Trofeo Ibercaja "Ciudad de Zaragoza" en España. (Federación Peruana de Atletismo)
A finales de enero, José Luis Mandros hizo su mejor marca hasta ese entonces en indoor (7.89), lo que le valió a colgarse la medalla de oro en el Indoor Trofeo Ibercaja "Ciudad de Zaragoza" en España. (Federación Peruana de Atletismo)

¿Pero es un objetivo cercano clasificar a París?

Sí, es uno de los objetivos más grande que tenemos. Ya con el resultado que hemos tenido, nosotros estamos pensando en seguir preparándonos fuerte para ir a competir, no solo clasificar, sino buscar una marca que nos pueda dar la oportunidad de competir por una medalla en los Juegos Olímpicos.

Tu marca te invita a soñar...

Sí, claro, yo con esa marca (8.17) estoy ubicado sexto en el mundo y el primero está a nueve centímetros, eso indica un buen avance en mí, un buen avance en el atletismo peruano. Se va a poner muy bonito el Mundial, vamos a ir a competir con todo ahí.

¿Qué diferencias hay entre torneos indoor y outdoor, en ambos se puede lograr la marca mínima?

Sí, lo bueno es que la IAAF (World Athletics) ha hecho que cualquier torneo sirva para buscar a la marca clasificatoria, eso es lo bueno, que tú saltes en indoor u outdoor y te sirva para el Mundial o los Juegos Olímpicos o cualquier evento importante.

¿En cuál te sientes más cómodo?

Lo que te puedo decir es que ahora mi mejor marca está en indoor, tendría que ahora saltar al aire libre para ver cuál me gusta más. Indoor me gusta mucho, aunque el viento influye muchísimo al aire libre, porque el sato más el viento a favor uno puede mejorar hasta en 15 centímetros.

De acuerdo al ranking mundial de World Athletics, Mandros es el tercer mejor sudamericano en salto largo, solo por detrás del uruguayo Emiliano Lasa (1) y el colombiano Arnovis Dalmero (2). (Legado Lima 2019).
De acuerdo al ranking mundial de World Athletics, Mandros es el tercer mejor sudamericano en salto largo, solo por detrás del uruguayo Emiliano Lasa (1) y el colombiano Arnovis Dalmero (2). (Legado Lima 2019).

Los Juegos ODESUR también están en la órbita...

Sí, también los Juegos Bolivarianos que son este año, son una de las competencias importantes y lo planificaremos para llegar bien, porque está dentro del ciclo olímpico. Nosotros nos propusimos ganar todas las competencias del ciclo olímpico. Vamos primero por los Juegos Bolivarianos, luego ODESUR y ya el próximo año vendrá Santiago 2023 y París 2024.

Se puede decir que estás iniciando de la mejor forma el ciclo rumbo a París 2024...

SÍ, claro eso es lo que hemos buscado desde un principio. Este año está empezando perfecto, tengo muchas ganas de seguir mejorando.

Con 23 años, estás en una edad donde el atleta sigue progresando...

Sí, estoy en una edad en la que el atleta está en su pico, en ascenso.


TE PUEDE INTERESAR