Kimberly García se prepara para ir a Tokio 2020. (Foto: Legado)
Kimberly García se prepara para ir a Tokio 2020. (Foto: Legado)

Compitió lesionada en los y consiguió la medalla de plata para el Perú en la prueba de marcha atlética 20 kilómetros. Una fractura en la tibia no detuvo su sueño de subir al podio. Con ese coraje y determinación que la caracteriza, ahora apunta a conseguir una presea olímpica en Tokio 2020.

Las nuevas restricciones por la emergencia sanitaria limitaron su preparación a inicios de año, pero la marchista nacional se ingenió para entrenar por las mañanas en los cerros de su natal Huancayo. Aunque no era lo que deseaba, esa ilusión por ser una mejor deportista la fortaleció mentalmente.

“Hemos vivido muchas cosas en los últimos años. Un virus no puede apagar nuestra ilusión. Yo salía a buscar rutas desde las 4: 00 a.m., para no dejar de entrenar. Personalmente, estoy acostumbrada a superar obstáculos. Por eso considero que las mujeres luchadoras somos las que enfrentamos la vida con perseverancia y valentía”, afirma.

A sus 27 años, Kimberly García apunta a seguir compartiendo su tiempo entre el deporte y las clases virtuales para culminar la carrera de Administración. Además, aspira a convertirse en chef. Nada detiene a esta exponente nacional, que empezó a forjar su carrera profesional desde temprana edad.

Desde los 13 años, viajo al extranjero representando a Perú. Dejé a mi familia, cuando era muy pequeña. Me siento orgullosa, porque la gente me ve como un ejemplo. Quiero motivar a todos los niños, para que sean luchadores y perseverantes. Los sueños se deben cumplir. A veces habrá ganas de renunciar, pero siempre tendremos el apoyo de la familia”, agrega.

La Videna es clave para su entrenamiento

En abril de 2019, Kimberly clasificó a Tokio 2020, luego de hacer la marca requerida en la Copa Panamericana de Marcha Atlética en México. Ahora, su objetivo se centra en conseguir una medalla en los próximos Juegos Olímpicos.

Por ese motivo, la deportista se mudó a Lima a inicios de marzo, para intensificar sus entrenamientos en el Estadio Atlético de la Villa Deportiva Nacional (VIDENA), administrado por el Proyecto Legado Juegos Panamericanos y Parapanamericanos.

Decidí venir a la capital, porque acá tenemos una sede de primer nivel para entrenar. Esta infraestructura te motiva, cuando estás marchando. Me hace recordar el éxito que tuvimos en Lima 2019, y eso ayuda a fortalecer el aspecto psicológico. Amo mi deporte. Todos los días me levanto, pensando en ganar una medalla olímpica”, asevera.

Kimberly García apunta a mejorar su marca en 1 hora con 27 segundos en el último Challenger del que participará en España, semanas antes del inicio de Tokio 2020. La huancaína piensa en grande y busca seguir inspirando, con la misión de contagiar su amor por el atletismo.


Recibe : te enviaremos el mejor contenido deportivo, como siempre lo hace Depor.

TE PUEDE INTERESAR