Dos candidatas a colgarse una medalla en atletismo comenzaron su participación en los Tokio 2020 y ya están en la final de la competencia. Hablamos de la deportista venezolana Yulimar Rojas, quien registró un salto de 14.77, y Caterine Ibargüen, que le siguió el mismo paso con 14.37, en la modalidad de triple salto, especialidad que es parte de esta cita olímpica.

Yulimar Rojas es una de las apuestas de la delegación de Venezuela para los Juegos Olímpicos. La deportista llega como líder de la legión latinoamericana al ser doble campeona de esta modalidad. Además viene con buen cartel porque el pasado 22 de mayo puso su marca personal en 15.43 metros.

La venezolana registró un salto de 14.77 en apenas su primer intento para acceder a la final del triple salto en su debut de Tokio 2020. No necesitó más intentos para poder sumarse entre las mejores de la competencia y que disputarán una medalla en Japón.

La otra estrella latinoamericana en la prueba, la colombiana Caterine Ibargüen necesitó del tercer salto (14.02 el primero y 14.08 el segundo), con 14.37 para asegurarse la clasificación. Caterine, de 37 años, fue oro en Río 2016 con 15.17, la mejor marca de su carrera, mientras que Yulimar (25 años) fue plata con 14.98 en Río y actualmente es la campeona mundial en la especialidad.

Liadagmis Poveda, de Cuba, también se aseguró su lugar en la final al saltar 14.50. En tanto, la española Ana Peleteiro consiguió su mejor marca de la temporada (y la mejor para una española en Juegos Olímpicos) para también avanzar a la final, con 14.62.


TE PUEDE INTERESAR