El yogur griego posee un bajo nivel de lactosa y azúcar. (Foto: StockSnap / Pixabay)
El yogur griego posee un bajo nivel de lactosa y azúcar. (Foto: StockSnap / Pixabay)

Además de cremoso y rico sabor, tiene una gran cantidad de proteínas. El yogur griego es uno de los productos más consumidos en el por quienes llevan una dieta saludable, ya sea por entrenamiento o salud.

Este lácteo no posee gran cantidad de azúcar, ayuda a mejorar el sistema cardiovascular, favorece la buena digestión gracias a su bajo nivel de lactosa, ayuda a perder peso por su bajo nivel de grasa y su gran aporte de vitamina B21.

El yogur griego es un alimento muy versátil que se puede comer de diferentes maneras y la mejor de todas es acompañado de fruta a la hora del desayuno, pero también puede ser como postre o pastel.

Aquí te dejamos 2 de desayunos saludables para que los incluyas en tu dieta de la semana.

Yogur griego con kiwi, arándanos y piñones

La combinación de lácteos, frutas y frutos secos es muy beneficiosa para la salud. Además, es una excelente opción para la merienda.

Ingredientes:

  • 200 gramos de yogur griego
  • 1 kiwi amarillo
  • 1 puñado de arándanos frescos
  • Piñones
  • Semillas de lino y sésamo con canela
  • Sirope de dátil, endulzante o edulcorante al gusto

Preparación:

  1. Mezclar el yogur griego con el endulzante elegido y verterlo en un bowl de desayuno.
  2. Pelar el kiwi y cortarlo en dados. Lavar los arándanos y tostar ligeramente los piñones en una sartén sin aceite.
  3. Moler las semillas de lino y sésamo en un molinillo de café o un mortero y espolvorear las semillas con canela.
  4. Poner los acompañamientos sobre el yogur griego y decorar con un hilo de miel o sirope.

Yogur con quinoa y frutos rojos

Este no solo es un desayuno saludable delicioso, sino que también es muy nutritivo que te permite aprovechar la quinoa que te sobró en la nevera.

Ingredientes:

  • 125 gramos de quinoa cocida (roja o blanca)
  • 200 gramos de yogur griego
  • 5-6 fresas
  • 12 arándanos
  • 1 rodaja de piña deshidratada (sin azúcares añadidos)
  • 1 cucharadita de nibs de cacao
  • Extracto de vainilla
  • Endulzante o edulcorante al gusto

Preparación:

  1. En un bowl poner la quinoa y añadir el endulzante y extracto de vainilla. Mezclar bien y reservar.
  2. Lavar las fresas y arándanos.
  3. Cortar la piña deshidratada en trozos pequeños (también puede ser piña fresca)
  4. Servir en un plato hondo el yogur griego y poner la quinoa encima. Decorar con fresas, arándanos y piña. Añadir nibs de cacao para el toque crujiente.


VIDEO RECOMENDADO

Percy Zuazo enseña una rutina de hombros en casa

Percy Zuazo, fitness coach peruano, nos enseña una rutina de hombros en casa.
Percy Zuazo, fitness coach peruano, nos enseña una rutina de hombros en casa.

MÁS RECETAS SALUDABLES