Es una opción saludable para el desayuno o la merienda. (Foto: Pixabay)
Es una opción saludable para el desayuno o la merienda. (Foto: Pixabay)

Puede ser tu mejor opciones de saludable o una nueva alternativa para el desayuno. El yogur con avena y leche es un plato ideal para quienes cuidan su alimentación por su alto contenido en fibra. Prepararlo es muy sencillo para mantener una .

MIRA: ¿Donuts saludables? Prepara esta versión al estilo brownie

Esta deliciosa opción ayuda a saciar el hambre durante el día y posee un bajo índice de grasa y calorías. Además, da pie a que explores tu creatividad en la cocina combinando con distintas frutas como fresas, manzana, melocotón, frutos secos, entre otros acompañamientos.

MIRA: Cómo preparar té de anís estrellado y cuáles son sus beneficios

Para que prepares el yogur con avena, leche y frutas, te dejamos la que puedes realizar con los ingredientes que hay en tu despensa.

Ingredientes:


  • 1/2 taza de avena en hojuelas
  • 1/2 taza de yogur griego
  • 1 taza de leche entera
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de semillas de chía (opcional)
  • 1 plátano
  • 70 g de fresas
  • 30 g de pasas
  • Miel


Preparación:


  1. En un recipiente personal poner la avena en hojuelas, el yogur, las semillas de chía y revolver hasta que queden bien mezcladas.
  2. Agregar la leche y la miel. Batir hasta obtener una crema homogénea.
  3. Agregar la esencia de vainilla y volver a mezclar.
  4. Tapar y dejar reposar en la nevera durante seis horas.
  5. Lavar y cortar las frutas en trozos pequeños. Incorporar a la mezcla y dejar durante unos minutos más en reposo en la nevera.
  6. Antes de comerlo espolvorear un poco de canela por encima o miel, para aportar dulzura.


FICHA:

Dificultad: Fácil

Tiempo: 10 minutos

Cantidad: 1

TRUCOS DE COCINA QUE TE AYUDARÁN A AHORRAR

Evita las verduras ya cortadas

Ser un poco perezoso en la cocina suele salir caro, así que a la hora de ahorrar lo primero es tener un cuchillo y demostrarte a ti mismo que eres capaz de cortar esa cebolla o zanahoria. No te harás millonario, pero si practicas mucho eso del corte puede que te ahorres algunos centavos para un gustito.

Nada de desechar verduras y frutas: cremas y batidos

Aquí no se desperdicia nada, como diría la abuela, y más si queremos ahorrar. Las frutas y verduras que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida en forma de sustanciosas cremas y refrescantes batidos. ¿Un plátano mustio? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido.

¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)
¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)

Haz caldos

No sólo como ingrediente para otras preparaciones, sino para improvisar una sopa salvadora. Comprarlo hecho no siempre es buena idea. Pon un día la olla y preparar unos litros de caldo para, de paso, aprovechar algunas de esas verduras que ya no están para aguantar más tiempo.

Busca productos de temporada

El sentido común es básico a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será fácil saber qué está de temporada porque será lo más económico. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

Cortes de carne más baratos

Ser carnívoro también es compatible con ahorrar. Es más cuestión de saber comprar que de saber cocinar y tener claro que no siempre los cortes más caros son los más exquisitos. ¿Has probado los contramuslos de pollo? Mucho más barato y sabrosos para, por ejemplo, acompañar con un cremoso puré de papas.

VIDEO RECOMENDADO

¿Es bueno o malo comer fruta como postre?

¿Es bueno o malo comer fruta como postre?
Algunas personas no pueden consumir frutas junto con las comidas principales por una posible indigestión.

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS