Pese a los pocos detalles que se tienen de la autora de Demon Slayer, una cosa si es segura y es que su creación ha logrado convertirse en una obra importante en el medio del anime. (Foto: Koyoharu Gotouge)
Pese a los pocos detalles que se tienen de la autora de Demon Slayer, una cosa si es segura y es que su creación ha logrado convertirse en una obra importante en el medio del anime. (Foto: Koyoharu Gotouge)

” se ha convertido en una sensación internacional en poco tiempo. Lo que comenzó como un bajo estruendo de popularidad rápidamente se convirtió en un maremoto de fanáticos. “” en papel es una de las series de manga más vendidas de todos los tiempos, con más de 150 millones de copias impresas tanto en japonés como en inglés.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Se puede entender “Demon Slayer: Mugen Train” si no se ha visto la temporada 1 del anime?

en pantalla se ha convertido en una sensación de la cultura pop. Y si eso no es suficiente, “Kimetsu no yaiba” también se ha convertido en videojuegos, obras de teatro e incluso en una exhibición de arte. La popularidad que ha tenido no es una coincidencia. Koyoharu Gotouge pasó años intentando conseguir una historia serializada.

La historia de es una de mentes creativas dedicadas que trabajan horas extras para brindar al público una historia y personajes con los que puedan conectarse. Esto es lo que sabemos sobre el misterioso creador de la historia que ha logrado posicionarse entre las mejores del medio del anime.

MÁS INFORMACIÓN: Mitsuri Kanroji y todo lo que debes saber sobre el Pilar del Amor

KOYOHARU GOTOUGE, EL MISTERIOSO CREADOR DE “KIMETSU NO YAIBA”

Tatsuhiko Katayama, le sugirió a Koyoharu Gotouge crear otras obras con tramas más sencillas. (Foto: Koyoharu Gotouge)
Tatsuhiko Katayama, le sugirió a Koyoharu Gotouge crear otras obras con tramas más sencillas. (Foto: Koyoharu Gotouge)

Se conocen pocos detalles sobre la vida de la autora, más allá de que procede de la prefectura de Fukuoka. Aunque en sus páginas de presentación no hace mención a su género y solo utiliza pronombres neutros, se ha revelado por otras fuentes que Gotouge es una mujer.

Koyoharu Gotouge es el seudónimo que utiliza como autora e ilustradora anónima detrás de “Demon Slayer”. Gotouge solo ha publicado otros cuatro mangas hasta la fecha. Su one-shot debut, “Kagarigari”, recibió un premio Jump Treasure Newcomer Manga Award en 2013. Gotouge siguió a “Kagarigari” con “Monju Shirō Kyōdai” en Jump Next! Y “Rokkotsu-san” en Weekly Shōnen Jump.

Después de “Rokkotsu-san”, Gotouge quiso crear una serie semanal y comenzó a trabajar con el editor Tatsuhiko Katayama en el manga “Haeniwa no Zigzag”. Cuando “Haeniwa no Zigzag” no fue seleccionado para serialización, los dos sabían que necesitaban cambiar de táctica. Por lo tanto, utilizaron los temas del galardonado “Kagarigari” de Gotogue como base para su nueva historia, “Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba”.

Esta vez tuvieron éxito y Weekly Shōnen Jump serializó la historia. Gotouge ha hecho todo lo posible para mantener su anonimato, incluso cuando su popularidad se ha disparado. La autora no ha hecho apariciones públicas, y los editores de Weekly Shōnen Jump hacen todo lo posible para proteger la identidad de Gotouge, aún cuando se convirtió en la primera creadora de manga en llegar a la lista Time 100 en 2021.

MÁS INFORMACIÓN: Todo sobre Tengen Uzui, el Pilar del Sonido
Koyoharu Gotouge debutó como autora en 2013 a través de un concurso para jóvenes talentos de la editorial Shūeisha. (Foto: Koyoharu Gotouge)
Koyoharu Gotouge debutó como autora en 2013 a través de un concurso para jóvenes talentos de la editorial Shūeisha. (Foto: Koyoharu Gotouge)

El editor Kohei Ohnishi dijo que la personalidad de la autora está presente en la serie a través de la “naturaleza seria, la honestidad y el fuerte sentido de responsabilidad” de Tanjiro. Tatsuhiko Katayama es el editor de Weekly Shōnen Jump que ayudó a Koyoharu Gotouge a crear “Demon Slayer”. Katayama y Gotouge comenzaron a trabajar juntos poco después de la publicación de “Rokkotsu-san”.

En una entrevista con Manga Plus, Katayama explicó que los dos decidieron centrarse en una historia con un motivo japonés simple les ayudaría a llegar a la serialización. Decidieron basar su trabajo en el galardonado debut one-shot “Kagarigari” de Gotouge. Gotouge creó un guion gráfico para una posible serie titulada “Kisatsu no Nagare”.

Sin embargo, Katayama creía que era demasiado oscuro para la serialización y alentó a Gotouge a desarrollar un “personaje más brillante y más normal” para navegar por el lúgubre mundo de la historia. El instinto del editor tenía razón: Tanjiro Kamado, el protagonista de “Demon Slayer”, es uno de los principales atractivos de la serie, en gran parte debido a su inquebrantable optimismo frente a la violencia y el peligro constantes.

La autora tomó la premisa de "Kagarigari" y fue añadiéndole conceptos basados en la cultura japonesa, entre ellos la ambientación en la era Taishō. (Foto: Koyoharu Gotouge)
La autora tomó la premisa de "Kagarigari" y fue añadiéndole conceptos basados en la cultura japonesa, entre ellos la ambientación en la era Taishō. (Foto: Koyoharu Gotouge)

Katayama también explicó su influencia en el título del manga. Originalmente, Gotouge quería llamar al manga “Kisatsu no Yaiba”. El carácter “satsu” significa matar en japonés, lo que Katayama sintió que era demasiado intenso para atraer a una amplia franja de lectores de manga. Así que el dúo hizo una lluvia de ideas sobre varios reemplazos potenciales y aterrizó en “kimetsu”.

Esta no es una palabra real en japonés, pero toma prestado el carácter de “perecer”, con un tono más ligero que “matar”. Con esos cambios, nació “Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba”. En la Comic-Con International de 2017, Viz Media anunció que publicaría “Demon Slayer” en inglés, a través de su sello Shōnen Jump.

Cuando Viz Media comenzó a publicar “Demon Slayer” en inglés, Shueisha, la compañía propietaria de Weekly Shōnen Jump, acababa de publicar el sexto volumen del manga en Japón. Luego, en enero de 2019, Shueisha lanzó una nueva plataforma llamada Manga Plus. Si bien Viz Media históricamente solo ha publicado historias de Weekly Shōnen Jump en plataformas comparables, Shueisha usa Manga Plus para publicar todo su catálogo en inglés.

Además de eso, Manga Plus tiene como objetivo publicar muchos de los títulos de la compañía simultáneamente en japonés e inglés. Cuando se lanzó el sitio, más de 30 títulos, incluido “Demon Slayer”, estaban entre sus ofertas iniciales. Por primera vez, los fans de habla inglesa del manga “Demon Slayer” pudieron leer nuevos capítulos aproximadamente al mismo tiempo que sus homólogos de habla japonesa.

MÁS INFORMACIÓN: Demon Slayer y las 10 historias que más impactaron a la fanaticada
La obra iba a llamarse en un primer momento "Kisatsu no Yaiba". (Foto: Koyoharu Gotouge)
La obra iba a llamarse en un primer momento "Kisatsu no Yaiba". (Foto: Koyoharu Gotouge)