Conoce a Luis Palomino, el campeón peruano que pelea a puño limpio. (BFKC)
Conoce a Luis Palomino, el campeón peruano que pelea a puño limpio. (BFKC)

Cuando se pasa los 40 años, muchos peleadores en general ya están en el ocaso de sus carreras o incluso ya retirados por recomendaciones médicas. Y es que el cuerpo empieza a sufrir cada vez más los estragos de una larga cantidad de peleas y duras lesiones; sin embargo, el caso del peruano Luis ‘Baboon’ Palomino es totalmente diferente.

‘Baboon’ empezó tarde su carrera en los deportes de contacto. A los 26, se metió al mundo de las artes marciales mixtas (MMA). Sin peleas amateurs, usó todos sus conocimientos previos, desde jiu jitsu, boxeo hasta capoeira para destacar y viajar por todo el mundo. Pero lo más importante que demostró fue ese corazón de guerrero, que no todos tienen.

La calle le enseñó a ser duro desde muy niño. Con 10 años, Luis Palomino comenzó a pelear en California. Y aunque se mudó a Miami, las peleas callejeras continuaron y poco a poco se fue abriendo paso en aquel ‘mundo’. Entre las pandillas, se fajaba a puño limpio contra cualquiera, no le importaba la diferencia de tamaño, ni el lugar.

Luis 'Baboon' Palomino luce el título mundial del BKFC. (Imágenes Bare Knuckle Fighting Championship)
Luis 'Baboon' Palomino luce el título mundial del BKFC. (Imágenes Bare Knuckle Fighting Championship)

Por eso, durante los 13 años, que fue peleador de MMA nunca le huyó a un reto; por el contrario, consiguió lo que muy pocos pueden ostentar: ser campeón en cuatro organizaciones distintas, haber peleado en Bellator (la segunda organización más importante de Estados Unidos) y en otras promotoras alrededor del mundo, desde Rusia hasta Sudamérica.

Hoy, con 41 años, ‘Baboon’ Palomino no piensa en el retiro; por el contrario, sigue desafiando al tiempo. Eso sí, ya no en las MMA, sino en el ring circular del Bare Knuckle FC (BKFC), la compañía estadounidense en la que se pelea a puño limpio. El peruano dejó las artes marciales mixtas a finales del 2019 para reencontrarse con su primera pasión : el boxeo.

Luis Palomino fue protagonista de una de las mejores peleas de la WSOF ante Justin Gaethje, actual peleador de UFC. (Foto: Internet)
Luis Palomino fue protagonista de una de las mejores peleas de la WSOF ante Justin Gaethje, actual peleador de UFC. (Foto: Internet)

Aunque de una forma más violenta, ya que en BKFC se pelea sin guantes, solo con cintas adhesivas en las muñecas, por lo que los golpes dañan aún más la integridad del peleador. Sin embargo, ‘Baboon’ puede estar tranquilo en la organización, pues tiene un récord invicto de 5-0, es una de las figuras y el actual campeón de peso ligero.

“Yo me siento bien con 41 años de edad. Hay algo de atraso en la recuperación, uno no se recupera tan fácil y es difícil ponerse en forma. Aparte de eso, no he perdido velocidad ni reacción. Lo de ponerse en forma, una persona disciplinada como yo lo va a conseguir. La fuerza crece cuando uno va envejeciendo. Hago sparrings con chicos de 20 y 21 años, que están invictos y estoy bien”, nos dijo.

Justamente, el año pasado, Palomino vivió un carrusel de emociones que lo llevaron a recibir el galardón al ‘Mejor Peleador’. Esto luego de dos defensas exitosas (ante Tyler Goodjohn y Dat Nguyen) y sobrevivir a los estragos del COVID-19, virus que lo mantuvo varios días en el hospital. “Esta fue la única vez que sentí miedo, que no pensé que iba a salir”, recuerda sobre la dos noches que estuvo en cama.

Luis Palomino ganó el título del Bare Knuckle FC tras vencer a Isaac Vallie-Flagg en 2020. (Foto Bare Knuckle FC)
Luis Palomino ganó el título del Bare Knuckle FC tras vencer a Isaac Vallie-Flagg en 2020. (Foto Bare Knuckle FC)

Su batalla más difícil

La mayor parte de su vida, ‘Baboon’ la ha ha vivido cerca al peligro de alguna u otra forma. Algún mal golpe o una lesión que pudo ser falta, él era consciente a lo que se exponía cuando peleaba. Incluso legaron a apuntarle en la cabeza con una pistola cuando lo asaltaron; sin embargo, nada de eso se compara con el temor que vivió hace poco.

En agosto pasado, Luis Palomino se contagió de COVID-19 y a pesar de estar en forma y entrenar constantemente la enfermedad lo ‘tumbó'. Tuvo que ser hospitalizado y pasó un duro momento por su salud. Pasó casi dos semanas sin comer, solo con sorbos de agua, fiebre y dolores de cabeza masiva.

“Tuve neumonía grave y líquido en ambos pulmones. También prediabetes e inflamación en el páncreas, estuve muy mal”, nos comenta. Afortunadamente, Luis pudo salir de ese cuadro clínico y abandonar el hospital. Si bien su mente estaba solo en su recuperación, la oportunidad de volver a pelear antes de acabar el año llegó, y lo aceptó como un reto.

“Yo salí de la cama del hospital sin pensar que iba a tener una oportunidad para pelear este año. Tuve el campamento más difícil de toda mi vida, estamos hablando de no poder caminar sin oxígeno y estar en mi casa. Hasta ahora tengo solo el 60% de gusto y olfato”, agregó Luis sobre su última preparación, que finalmente dio resultados al vencer a Nguyen en noviembre.

Pequeña visita a Perú

Luego de lograr su victoria en noviembre, Luis Palomino dejó su cálido Miami para volver a Perú en las vísperas de Navidad. Fue un viaje especial para él, pues no veía a su familia en un largo tiempo. Asimismo, compartió con una ONG de madres solteras, a las que ayudó.

“Vi a mi familia después de 31 años, a mi hermano después de 25. Me fui bien, un patrocinador mío, que también es peruano, tiene una ONG de madres solteras y yo quería regresar a Perú para ayudar a mi pueblo. Ayudamos a más 150 familias para que puedan cocinar por un mes y también dimos regalos a los niños por Navidad. Fue una cosa bonita, yo vengo de San Juan de Miraflores y el evento fue en Huacho y ahí uno se da cuenta que siempre hay gente que necesita. Fue agradable compartir con ellos”, comentó.

Sus retos para este año

Aunque es el campeón de BKFC, Luis Palomino no quiere quedarse solo con un título. El peruano de 41 años espera tener la posibilidad de tentar un cinturón más, el de las 165 libras. De momento, ‘Baboon’ ya tiene fecha y rival para su primera defensa del año: contra Martin Brown el 19 de febrero por la ‘corona’ de peso ligero.

“Mi objetivo es terminar el año invicto, defender más mi título y subir a 165 libras y ser el primer peleador de BKFC con dos títulos. Me gustaría pelear cuatro veces este año, mínimo tres. Primero defenderé ahora mi cinturón y luego ya la organización me podría dar la opción de subir de peso y conseguir otro título”, apuntó ‘Baboon’ Palomino, que espera llegar a un récord de 10-0 para recién pensar en el retiro.


TE PUEDE INTERESAR