La realidad del vóley peruano, su dura crisis económica y el riesgo de una posible desafiliación internacional. (Difusión)
La realidad del vóley peruano, su dura crisis económica y el riesgo de una posible desafiliación internacional. (Difusión)

La medalla de plata del Seúl 88′, el bronce de las ‘matadorcitas’ en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2010 e incluso la ‘patadita’ de Elena Keldibekova para guiarnos al Mundial 2010 son algunos de los momentos más característicos del . Si bien muchos esperan que esos recuerdos sean reemplazados por otros más recientes, por ahora estamos lejos de hacerlo.

El vóley, que tantas alegrías y títulos nos ha dado, pasa hoy por su momento más oscuro. Una profunda crísis económica amenaza con una posible desafiliación internacional por parte de la FIVB (Federación Internacional de Vóley). La FPV tiene una deuda de cerca de siete millones de sóles y otra que asciende a 180 mil dólares aproximádamente, la cual debe ser pagada con urgencia.

La Federación Peruana de Vóley tiene como plazo límite el 1 de septiembre para pagar la deuda en dólares y en caso no lo haga la FIVB podría suspendernos a nivel internacional (no podríamos competir), y de llegar a un caso extremo nos podrían hasta desafiliar. Gino Vegas, presidente de la FPV, conversó con Depor para revelar más detalles de esta crísis económica y cómo se llegó a tal punto.

Hoy el vóley atraviesa su momento más duro, ¿qué ha pasado?

Nosotros asumimos en enero la gestión con mucho ímpetu para hacer una serie de proyectos que habíamos ofrecido en la campaña, como la masificación del vóley y descentralizarlo. Tener un mejor vóley de alta competencia y para todo eso teníamos diferentes proyectos. Sabíamos que íbamos a encontrar una federación económicamente en rojo, que se venía arrastrando de años, pero la situación está mucho más quebrada, está en crisis. Lo peor es que no nos permite concentrar los esfuerzos en estos proyectos, con una situación económica del país que está retraída, ahora se complica mucho más, tenemos una decisión del Tribunal de Justicia de la FIVB, la cual nos ordena que tenemos que hacer un pago hasta fin de mes, con la posibilidad de que si no cumplimos nos puedan sancionar con otras medidas que podrían implicar hasta la separación por un tiempo determinado de las selecciones nacionales en eventos internacionales. Esto definitivamente no estaba mapeado y a cualquiera lo sienta, porque primero que no tenemos los recursos y segundo que estamos ahora teniendo que concentrar los esfuerzos en realizar actividades y una serie de acciones para ver cómo podemos salir de esta crisis.

¿Cuál es en sí el problema con la FIVB?

Estos problemas se generaron en gestiones anteriores, lo de la FIVB es el caso del reclamo que el entrenador Luizomar de Moura presentó en 2018. Él estaba como entrenador de la selección y le cortaron los servicios, él argumentaba que, de acuerdo al contrato que tenía firmado por cuatro años, debían de pagarle los cuatro años por este quiebre unilateral de parte de la FPV. La gestión anterior de la FPV aducía que tenían un contrato con Luizomar de seis meses y ese era el contrato válido. Por eso, el entrenador acude a la FIVB para que resuelva este litigio por ser un caso internacional. En 2018, la FIVB siguió el proceso, notificando las partes, cada parte presentó escritos, documentos y al final han determinado que los cuatro años, tenemos que pagarle un año más. Ya había un año pagado, él reclamaba tres años sin pago, la FIVB ha dicho que debemos pagarle por un año la cantidad de 160 mil dólares, con el interés de un 5% anual a partir del 1 de julio del 2018 hasta la fecha que se pague, con un reembolso de 700 francos suizos (180 mil en total). Nos dice como fecha máxima para cumplir con esta obligación el 1 de septiembre y esto lo recibimos el 2 de agosto.

¿Cuáles serían las consecuencias inmediatas en caso no lleguen a realizar el pago en la fecha establecida?

Cuando recibimos esta notificación, nosotros nos pusimos en contacto con la Confederación Sudamericana para saber qué podía pasar. Si bien es cierto que, en el reglamento general de la FIVB, está legislado las diferentes sanciones. Lo que nos manifestó la Confederación Sudamericana era que lo más probable es que te suspendan de competencias internacionales por un tiempo, si se sigue con el incumplimiento puedes terminar con la desafiliación ante el organismo internacional. También hay la posibilidad de que la FIVB imponga una multa económica, entonces son varias sanciones posibles, eso lo definirá la FIVB. Nosotros estamos estableciendo los contactos para explicarle al ente que la situación económica de la FPV no da la posibilidad de poder hacer el pago en la fecha. Hay la posibilidad de que nosotros pidamos la revisión del expediente ante la siguiente instancia, eso lo vamos a hacer de todas maneras, y frente a eso también hay que pagar unos derechos por esa revisión.

Tienen que pagar el monto ante de septiembre, ¿sí o sí?

Si nosotros presentamos la revisión, la FIVB nos pueda suspender la orden hasta que haya otro nuevo pronunciamiento o podría darnos otra orden. Ahora estamos con un grupo de abogados que nos está ayudando para presentar el escrito y que la siguiente instancia revise el expediente.

Ahora este problema data desde 2018, de otra gestión. ¿Cuándo llegó al cargo recién se enteró de todo?

Sí, pero lo peor de todo es que este caso no nos fue informado por la gestión anterior. Nosotros nos hemos enterado cuando recién nos llegó la decisión de la FIVB. Nosotros no sabíamos que había un proceso de Luizomar de Moura ante la FIVB. Yo entendía que era un reclamo ante la FPV, pero no teníamos conocimiento que él había hecho el reclamo ante la FIVB, tampoco sabíamos que la misma FPV había recibido y presentado escritos dando a conocer su posición.

Teniendo en cuenta que el vóley es uno de los deportes más populares y que más alegría nos ha dado, ¿cómo así llegamos a este punto?

Para mí, esto es una bola de nieve que ha ido rodando y creciendo y la han mantenido en silencio, ya ha llegado a un momento en que esa bola de nieve chocó contra el camino final y es ahí donde se saben las cosas. Nosotros sí sabíamos que había un balance negativo, porque en las asambleas nos presentaban un balance general, pero no podíamos hacer un análisis detallado. Nos decían ha ingresado tanto, se ha gastado tanto y las cifras son en rojo en tal monto. En la última asamblea que tuvimos, hemos nombrado una comisión para revisar los balances y determinar esto. La intuición que yo tengo es que la FPV ha venido gastando más de lo que realmente podría hacer, ha asumido muchos compromisos, esperando que podría tener un coliseo lleno, taquillas importantes, patrocinadores, porque la mayoría de deudas es de campeonatos anteriores, cuando se hizo la Challenger Cup; son cosas que no se han transparentando y cuando nosotros asumimos le pedimos a la antigua gestión tener reuniones en diciembre para hacer un traspaso y poder preguntarle a ellos todo el detalle, pero ellos nos dijeron que recién nos darían la información el 31 de diciembre, último día de su mandato. Nosotros mandamos un documento con 24 puntos en específico y la gran mayoría de esos puntos no se nos fue absuelto. Hemos tenido que empezar de cero, a buscar, conforme nos iban llamando los acreedores. Ahí nos hemos pasado 3 o 4 meses tratando de ordenan, y cada semana aparecía una deuda, debíamos verificar si cada deuda era real. Ahora con este proceso más el otro juicio que es de 1991, que ya en el 2018 había concluido y que estaba en ejecución de sentencia, nunca nos fue avisado, recién nos enteramos cuando nos embargaron las cuentas. La orden del embargo era por 750 mil soles y nos han terminado embargando 850 mil, porque como el dinero lo teníamos en dos cuentas, cada banco tiene que retener el momento que ordena el Poder Judicial. Ahora, estamos pidiendo al PJ que ese exceso se nos devuelva, pero el demandante ha presentado que se le reconozca la actualización de la deuda y según el balance que presentó 7 millones de soles. Si tú tienes en cuenta que lo que vóley consigue al año hoy en día es por lado del Estado, un millón ochocientos y por recursos propios, dos millones y medio, sumado llegas al 50% nomas. La FPV tendría que parar dos años o tres, dedicarse a pagar deudas, cosa que tampoco se puede hacer, porque el dinero del IPD y auspiciadores es para determinadas cosas específicas y nosotros le damos otro fin al dinero que recibimos del estado incurríamos en un delito penal de malversaciones de fondos y con la empresa privada tampoco vamos a destinar el dinero en otra cosa. Entonces la situación es muy compleja, hemos declarado a la FPV en crisis financiera muy grave.

Gino Vegas asumió este año como presidente de la FPV, sucediendo en el cargo a Pilar Gonzales.. (Legado Lima 2019)
Gino Vegas asumió este año como presidente de la FPV, sucediendo en el cargo a Pilar Gonzales.. (Legado Lima 2019)

El caso de 1991, ¿cuál es?

En el 1989 se realizó el Mundial Juvenil de Vóley en Perú y para la realización de ese torneo se hicieron una serie de acciones y gestiones, una de ellas fue que contrataron los servicios de un arquitecto para la remodelación de los coliseos Dibos, Chimú de Trujillo y otro en Arequipa, terminó el campeonato y a este señor se le quedó debiendo un pago. Cuando la FPV trató de llegar a un arreglo para poder pagarle ese saldo, no hubo un ningún consenso. En 1991, él señor interpone una demanda contra la FPV y el IPD exigiendo el pago, este proceso se encargó el procurador del Ministerio de Educación y tuvo tres instancias, siguió un proceso largo hasta que en 2018 sale la sentencia final y ordena que se inicie la etapa de ejecución de sentencia. A partir del 2019 se ha iniciado esta sentencia, este proceso tampoco se nos fue comunicado, nosotros nos enteramos cuando se produjo el embargo. Nuestras cuentas seguirán embargadas hasta que se defina el monto a pagar, ya que en esa época la moneda era el inti millón, era algo de 235 millones, y en el contrato había una cláusula penal de actualización de la deuda, y lo que está haciendo este señor es que viendo que se aplique esta cláusula de actualización y según ellos, la actualización hoy día son 7 millones de soles.

Evidentemente, todo esto viene afectando al vóley, en especial a las jugadoras, quienes hace poco hicieron una rifa para costear sus pasajes...

Esta situación de crisis económica afecta a todo el vóley, nosotros, sabiendo las deudas, hemos tenido reuniones con cada uno de los equipos para explicarle cuál era la situación económica de la FPV, que a diferencia de otros años podía solventar todos los gastos, que es la obligación de la federación Las chicas conscientes de esta restricción, ellas han decidido hacer esta rifa, ellas entienden que este problema no es de esta gestión, sino de gestiones anteriores. Ellas quieren colaborar, quieren salir de esta situación. Cuando volvieron a entrenar, tratamos de apoyar con su movilidad, estuvieron todo un mes sin recibir nada, recién un mes después pudimos darle algo.

El Sudamericano de Vóley ya es en septiembre, ¿sí o sí vamos a participar?

Sí, la solución más fácil para la junta directiva, es decir, como estamos en crisis económica, Perú no asiste a ningún evento para solucionar el problema, pero creo que nuestra función como directivo es que el vóley no lo puedes detener, no puedes perjudicar a los equipos y ellos tienen que seguir compitiendo. En ese sentido, nosotros hemos confirmado todas las participaciones. El viaje está costeado, el alojamiento y alimentación la paga el organizador, la limitación está en el lado de entrenamiento, porque todas las selecciones nos habían pedido giras y amistosos previos, eso no lo podemos hacer, porque no está ni presupuesto ni tampoco tenemos los fondos. Lamentablemente, no le estamos ofreciendo las condiciones para que lleguen en buena forma.

Ahora siendo realista, ¿en cuánto tiempo cree usted que dejaremos de pensar en deudas y crisis financieras en el vóley?

Yo espero que en cuatro años se pueda dar vuelta a esta situación de crisis y que ya a partir de ahí el dinero que reciba la FPV sea para cumplir con los objetivos. Esto puede cambiar si la empresa privada empieza a participar más y acelerar el proceso. Y pensando para que Perú pueda volver a estar en un plano internacional respetable no menos a cinco u ocho años. Lamentablemente, si no hubiera tenido estos dos casos de deudas, en mi tercer año ya la cosa podría haber estado revertida.

El tema de la desafiliación está latente, ¿es consciente de que existe ese riesgo en su gestión?

Eso es nuestro directorio lo hemos conversado. Yo no quisiera pasar a la historia del vóley como que nuestra gestión fue la que la FIVB la suspendió, Pese a que no es una responsabilidad nuestra, sino algo heredado, se podría concretar en nuestra gestión, estamos haciendo los acercamientos contra la FIVB, a través de la Confederación y explicarles. Creo que, para la FIVB, Perú es un país importante. El primer riesgo en este momento es que nos suspendan por un tiempo, no es la desafiliación directa.

Hablando netamente del vóley femenino, ¿cómo así dejamos de ser la segunda mejor selección de la región, ahora estamos por detrás de Argentina y Colombia?

Esto era algo que se veía venir, no es de ahora. Las antiguas gestiones decidieron apostar todas sus fichas a la selección mayor, y toda selección tiene un periodo de vida, uno debe ir preparando a las que vienen detrás para que cuando llegue el recambio se mantenga el nivel igual. Creo que ahí hubo un primer problema, no se miró tanto lo que venía atrás. Mientras que durara la generación de oro, Perú iba a tener presencia, pero cuando el equipo desapareció, fue ahí que nos dimos con la realidad. Si tú lo analizas, eso iba a pasar en algún momento, porque no se había trabajado con las demás. En el vóley, uno tiene que trabajar la selección, por un lado, por otro las bases y en otro las ligas, tener un orden. Eso en mi opinión no lo tenemos; por otro lado, el vóley ha ido evolucionando, hoy por hoy la altura es un punto definitorio dentro de las selecciones nacionales, nuestra raza no es de talla alta por excelencia, ahí ya tenemos otra segunda desventaja y para eso tenemos que trabajar más fuerte. La tercera es que nosotros tuvimos una suspensión internacional en los 90′s y es ahí donde Argentina nos pasa y nos desplaza del segundo lugar. Después Colombia apostó a un trabajo con el apoyo del gobierno y empresa privada, eso a nosotros nos falta.

La publicación de Zaira Manzo, jugadora de la selección peruana, sobre la rifa para costear sus pasajes mientras entrenan con miras al Sudamericano. (Twitter)
La publicación de Zaira Manzo, jugadora de la selección peruana, sobre la rifa para costear sus pasajes mientras entrenan con miras al Sudamericano. (Twitter)

TE PUEDE INTERESAR