Ki-Sung-Yueng, el crack de Corea del Sur que salvó de la cárcel por ir al Servicio Militar

El centrocampista tuvo un papel destacado en los Juegos Olímpicos de 2012, lo que le valió cumplir con su obligación del Serivicio Militar en solo dos semanas. Esta es su historia.

Ki-Sung-Yueng

'Kirrard' juega en el Swansea City de la Premier League desde el 2012.

'Kirrard' juega en el Swansea City de la Premier League desde el 2012.

Junto a Son Heung-Min (Tottenham), Ki-Sung-Yueng (Swansea) es uno de los jugadores de la Selección de Corea del Sur que busca dar el gran golpe en Rusia 2018 . El capitán y volante del conjunto asiático, como todos sus paisanos, tiene un compromiso que cumplir con su nación o podrían ser castigados con prisión efectiva.

Para conocer mejor las normas de los surcoreanos, todos los varones entre 18 y 35 años están obligados a cumplir con el Servicio Militar. En el Ejército durante 21 meses, Marina de 23 meses, Fuerza aérea de 24 meses y Fuerza marina de 24 y 36 meses.

¿Alguien tiene excepciones en Corea del Sur? La respuesta es sí. Los deportistas destacados que representan a la nación en alguna competencia oficial y cumplen papeles sobresalientes. Las personas que no completaron la secundaria y quienes tengan una deficiencia física y mental. Si un hombre que cursa una carrera universitaria, debe cumplir con el servicio apenas termine de estudiar. Las mujeres están exentas, pero si alguna se ofrece a realizarlo, es bienvenida.

En el caso de particular de Ki-Sung-Yueng , el jugador solo estuvo obligado a hacer el Servicio Militar durante cuatro semanas y no tuvo que interrumpir su carrera profesional por un periodo superior a los dos años. ¿Qué ocurrió con él?

El entrenador Hong Myung-Bo convocó al mediocampista para los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Para suerte suya y la de todos sus compañeros del plantel, el equipo de Corea del Sur realizó una actuación destacable.

El conjunto asiático avanzó a los cuartos de final luego de quedar en el segundo lugar del grupo tras empatar sin goles con México y Gabón y vencer 2-1 a Suiza. En la siguiente ronda, eliminaron al equipo local que contaba con figuras como Ryan Giggs, Aaron Ramsey entre otros.

El juego terminó 1-1 en el tiempo oficial y en la tanda de penales, los surcoreanos vencieron por 5-4 y el tanto de la victoria fue obra de Ki-Sung-Yueng. En las semifinales cayeron 3-0 ante Brasil, pero se quedaron con el bronce luego de derrotar a Japón por 2-0.

Una corte de las Fuerzas Armadas decidió rebajar el tiempo del servicio para todos los futbolistas de aquel plantel por obtener el podio. Por ello, Ki-Sung-Yueng, como uno de los destacados, solo hizo todo en dos semanas.

De hecho, el Swanse City le dio permiso a finales de la temporada 2015-16 para ir a su país. El fichaje más caro de la historia del club se perdió el juego contra Manchester City por Premier League, cuando su equipo estaba lejos de descender o pelear el título.

Al iniciar el siguiente curso, Ki-Sung-Yueng reveló que fue “una gran experiencia” pasar por el Ejército. “Me trataron como un soldado y no había tiempo para pensar en fútbol. El entrenamiento no fue duro pero mentalmente era un poco difícil porque tenía que quedarme allí por cuatro semanas. No sabía mucho sobre el ejército de antes y no sabía cómo sacrifican su vida para el país”, reveló.

Hoy, el capitán está apunto de representar nuevamente a Corea de Sur, pero en una Copa del Mundo. El cuadro asiático tiene rivales complicados: Alemania , Suecia y México .

Leer comentarios