Las albóndigas de espinacas se pueden comer con salsa de tomate o salsa blanca. (Foto: Hans Braxmeier / Pixabay)
Las albóndigas de espinacas se pueden comer con salsa de tomate o salsa blanca. (Foto: Hans Braxmeier / Pixabay)

Las albóndigas de carne son un clásico en diversos países del mundo y para hacerlo aún más y darle un sabor renovado, la espinaca es una gran alternativa. Al incluirla también se puede comer de manera diferente esta hortaliza y aprovechar todos sus nutrientes.

Si estás buscando nuevas formas de integrar a tu dieta alimentos que contribuyen a tu salud, esta es la indicada para el almuerzo, merienda o cena. Aquí te dejamos el paso a paso para disfrutar de unas deliciosas albóndigas con espinacas.

Ingredientes:

  • 2 kg de espinacas
  • 200 g de queso
  • 600 g de tomates frescos y maduros
  • Dos huevos grandes
  • 6 dientes de ajo
  • 50 g de piñones
  • 50 g de harina de trigo
  • 10 g de perejil
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal al gusto

Preparación:

  1. Lavar los tomates, pelarlos y picarlos en trozos pequeños. Colocar todo en una sartén con aceite junto a los ajos machacados. Dejar cocinar por 20 minutos a fuego suave hasta que los tomates se hayan deshecho y tenga consistencia de salsa. Reservar.
  2. Lavar las espinacas, quitarle el tallo y ponerlas en una olla con agua y un poco de sal. Cocinar por 10 minutos, luego escurrir.
  3. Lo siguiente es picar las espinacas en trozos muy finos y ponerlas en un recipiente. Agregar los huevos, harina de trigo, perejil, piñones y rallar el queso. Mezclar bien.
  4. Armar las albóndigas con ayuda de las manos y refrigerarlas por 15 minutos. Luego pasarlas por un poco de harina y huevo batido.
  5. Freír en un sartén con aceite de oliva y luego ponerlas en papel absorbente.
  6. Servir acompañadas de la salsa de tomate o tu guarnición favorita.

FICHA:

Dificultad: fácil

Tiempo: 45 minutos

Porciones: 6


Busca productos de temporada

El sentido común es básico a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será fácil saber qué está de temporada porque será lo más económico. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

Cortes de carne más baratos

Ser carnívoro también es compatible con ahorrar. Es más cuestión de saber comprar que de saber cocinar y tener claro que no siempre los cortes más caros son los más exquisitos. ¿Has probado los contramuslos de pollo? Mucho más barato y sabrosos para, por ejemplo, acompañar con un cremoso puré de papas.

Siempre verduras y frutas de temporada. (Engin Akyurt | Pexels)
Siempre verduras y frutas de temporada. (Engin Akyurt | Pexels)


VIDEO RECOMENDADO

La importancia del lavado de las frutas y verduras

La importancia del lavado de las frutas y verduras
La limpieza de las frutas y verduras es suma importancia para no tener enfermedades (Video: FDA | Foto: Freepik)

TE PUEDE INTERESAR