Seth Rollins está reclamando ser "El Hombre" de WWE justificadamente

Curiosamente, la única persona que le discute ser El Hombre de la empresa es la campeona reinante de SmackDown Live, Becky Lynch

WWE

Seth Rollins es el actual campeón Intercontinental y uno de los protagonistas de la rivalidad más entretenida de Monday Night Raw, (Foto: WWE)

Seth Rollins es el actual campeón Intercontinental y uno de los protagonistas de la rivalidad más entretenida de Monday Night Raw, (Foto: WWE)

Más sobre:

wwe

Por Antonio Seminario Arevalo

Cuando The Shield empezaba a encabezar los estelares de WWE , hubo un hombre que empezó a sobresalir por su talento. Nadie podía negar que en la rivalidad contra el Evolution liderado por Triple H quien se robó todos los aplausos fue Seth Rollins: el que siempre trabaja, el que no le hace muecas a ninguna convocatoria, el que lo entrega todo, El Hombre.

Se sabe que John Cena fue el engreído de la empresa de lucha libre no solo por ser el señalado de Vince McMahon, sino por la dedicación que inyectaba a su trabajo. Él mismo decía: "Soy el primero en llegar y el último en irme". Y tenía toda la razón: luchaba en todos los eventos de WWE, asistía a obras sociales, cumplía sueños, fungía de embajador de marca, actuaba, promocionaba los especiales y más. Por eso era La Cara de la compañía.

Roman Reigns empezó a cumplir paulatinamente la labor de Cena. Fue el sucesor que la empresa eligió y supo corresponder siendo un verdadero líder en los vestuarios. Era respetado por sus compañeros por el profesionalismo que demostraba -el mismo de Cena, Undertaker, Stone Cold Steve Austin y otros otroras líderes-. Pero ante su salida por una penosa enfermedad surgió la duda: ¿Y ahora, quién será el líder?

Reporteros especializados hablan de un natural ascenso de Braun Strowman -ahora lesionado- o Drew McIntyre a cumplir las labores encargadas de Reigns. Pero ambos han tenido problemas con la parte administrativa de la empresa. Pese a su popularidad, no han sabido ganarse la confianza necesaria para concretarse como el súper bueno de la empresa, aquella persona que sirve de faro para todo el elenco y el llamado a encabezar los pago por evento.

-El que lo quema todo-

Cuando The Shield empezó a brillar en WWE, el luchador independiente Jimmy Jacobs valoró el tipo de talento que eran Rollins y Ambrose -dado su conocimiento como mentor y compañero de trabajo de ambos-. Dean fue descrito como una persona que busca respeto y hambriento por aprender, Rollins fue señalado como alguien respetuoso, sencillo, pero codicioso por ser alguien grande a base de su esfuerzo.

En 2014, Rollins dijo en una entrevista que "en cinco años me veo como el campeón de WWE". Esa meta la consiguió en un par de años. De hecho, su palmarés es francamente impresionante: cuatro veces campeón mundial (dos en WWE, y una en Ring of Honor y Full Impact Pro); primer gran campeón de FCW, primer campeón de NXT, campeón de Tres Coronas y un Grand Slam Champion en WWE.

Al tener un campeón mundial de medio tiempo en Monday Night Raw como Brock Lesnar, el Campeonato Intercontinental que porta pasa a ser el más importante del programa de los lunes. Su rivalidad con Dean Ambrose está siendo la más entretenida y candidata a robarse la noche en el evento TLC de diciembre próximo; lo que en realidad no sería una sorpresa, pues Rollins suele ofrecer luchas espectaculares casi siempre -como el de este lunes contra Dolph Ziggler en un reto abierto con su título en juego-.

Su talento está demostrado. Ya muchos lo consideran El Mejor en el presente, pero él no quiere jactarse solo de eso, sino que también está reclamando ser señalado como El Hombre de WWE. Tras el evento menor Starrcade, exclusivo de WWE Network, Rollins lanzó una ofensiva contra los otros grandes de la empresa haciendo notar que en verdad él está cargando la compañía sobre sus hombros.

"¿Jugando fuera de casa? ¿Ambiente hostil? ¿Sin Brock? ¿Sin Bryan? ¿Sin Ronda? ¿Sin Becky?… No hay problema. El Hombre, El Campeón. El hijo de p... más trabajador de este negocio acaba de destruir Cincinnati", dijo desde Twitter reclamando así una posición que considera se lo merece por mérito propio; porque mientras que los otros campeones de la empresa prefirieron tomarse un descanso, él estaba trabajando junto a Ambrose.

-La rival-

Como es natural, El Hombre de WWE tiene que ser el chico bueno más fuerte de toda la empresa. Esto hace que se descarte de inmediato todos los luchadores con perfiles rudos -como Ambrose-. En Monday Night Raw, quienes podrían encajar en este papel están lejos de ser considerados: Finn Bálor está discutiendo si se queda en la empresa y Elias a penas está desempeñándose como alguien técnico. Strowman tiene una personalidad más de matón y el resto del elenco activo no tiene acercamientos a las peleas estelares.

Y no es que falte talento para competir con Rollins, pero es que la única persona salió a la palestra a reclamar ser El Hombre de WWE fue una mujer: La actual campeona de SmackDown Live y cada vez más ovacionada Becky Lynch.

Lynch y Rollins han tenido diversos intercambios de mensajes en Twitter retándose el uno al otro. Rollis le llegó a decir que para que ella sea El Hombre, primero tendría que derrotarlo. "No hay problema. Podría dedicarte cinco minutos y enfrentarme a ti. Dime dónde. Y trae esas pequeñas y adorables trusas de llamas que tienes para que La Campeona pueda mostrarte cómo se quema de verdad", le respondió Lynch.

Pero al mensaje enviado tras Starrcade, la irlandesa tomó una postura un poco más reinvincativa. Aceptó que durante décadas hubo muchos hombres, asombrosos todos ellos, que han sido El Hombre de WWE, pero "¿qué es más poderoso que decirle a los vestidores femenil y varonil: 'Soy El Hombre ahora, ¿qué van a hacer al respecto?’. No se equivoquen, eso es lo que soy".

Y en efecto, Lynch tiene esa actitud ahora. Y sí, sería un gran paso de inclusión tener como la líder de todo WWE a una mujer -de hecho, ya se habló en este espacio que de a pocos ella está siendo la conductora de la empresa en la actualidad-. Pero se puede decir que al menos en Monday Night Raw, el verdadero Hombre y rostro de la marca es Seth Rollins -y su antítesis es Dean Ambrose.

Leer comentarios

Abrir en App
Ir a portada